Pese a su pequeño tamaño los huevos de codorniz no tienen nada que envidiar a los de gallina. Ambos tienen más o menos las mismas calorías, aunque los de codorniz pesen cinco veces menos, y en cuanto a su sabor y versatilidad tampoco hay muchas diferencias. De hecho su valor nutricional es mucho mayor que los huevos de gallina y son mucho más adecuados para preparar brochetas y montaditos la mar de exquisitos. Además, quedan la mar de bien en ensaladas aportándoles más sabor y colorido.

Ver más...

Aquí encontrarás las recetas con huevos de codorniz más deliciosas que te permitirán aprovechar al máximo este huevo tan pequeño pero con tantas aplicaciones en la cocina. ¿Te animas a descubrirlas?

Cómo cocer los huevos de codorniz

Es muy importante incorporar el consumo de huevos en nuestra alimentación ya que son una gran fuente de proteínas, además de aportarnos vitaminas y minerales, como el fósforo, esenciales para nuestro cuerpo. Sin embargo, si queremos variar un poco de los tradicionales huevos de gallina, unos que tienen incluso más valor nutricional y que alegrarán nuestras comidas son los de codorniz.

Pero antes de ponernos a cocinar riquísimas recetas con huevos de codorniz lo primero es aprender a cocerlos. La razón es que al ser tan pequeños son mucho más delicados que los de gallina y no es extraño que se acaben rompiendo durante el proceso de cocción.

Para evitarlo lo primero es colocar los huevos en una olla con agua fría. Entonces ya podemos poner el recipiente en el fuego y cuando hierva el agua añadir un poco de sal. Déjalos cocer a fuego más bajo durante no más de 5 minutos. Si quieres que te quede la clara dura pero la yema a medio hacer con dos o tres minutos de cocción tendrás suficiente. Pasado ese tiempo refréscalos en agua fría para que te sea más fácil pelarlos. Deja que se enfríen y pélalos. Y ya tienes los huevos de codorniz cocidos y listos para preparar tus recetas con huevo de codorniz.

El huevo, un ingrediente indispensable en nuestra cocina

Uno de los alimentos más presentes en la gastronomía de nuestro país y también de muchas cocinas del mundo es el huevo, en especial, el de gallina. Aunque hasta el siglo V a.C. su consumo no estaba muy extendido, sino que fue en la época romana cuando los huevos empezaron a ser considerados como un ingrediente casi imprescindible en la mesa y, en especial, para la repostería. En el siglo VIII se retiraron de las comidas de Cuaresma pero en el siglo XX, gracias a que se descubrieron gran parte de vitaminas y aminoácidos, se vio que era una gran fuente de nutrientes y un alimento muy importante para tener una buena salud. De hecho, tanto el huevo de gallina como el de codorniz tienen las proteínas de mayor valor biológico y más completas.

Una curiosidad de los huevos que se puede apreciar a simple vista es que pueden ser de diferentes tipos según el color de su cáscara. Pueden ser blancos, pardos o amarillos. Esta diferente tonalidad responde a la raza de la gallina pero no afecta para nada el sabor o la calidad del huevo. También podemos encontrar diferentes huevos según su peso muy grandes, grandes, medianos y pequeños.

Pero aún y sabiendo su gran aporte nutricional el huevo acostumbra a tener mala fama ya que su consumo se atribuye con un elevado colesterol. No obstante en etapas de la vida como la infancia, la adolescencia o en edades avanzadas es muy importante para el organismo y las limitaciones que se puedan hacer a este alimento son infundadas. Así que no existen excusas para no cocinar con huevo porque lo mejor es que es un ingrediente súper versátil, ya sea para preparar un pastel como cocinarlo frito, en tortilla, escalfado o revuelto.

En el caso de codorniz los usos son más limitados pero igualmente las recetas con huevos de codorniz son estupendas. ¡Descúbrelas!

Disfruta de unos estupendos aperitivos con huevos de codorniz

Una manera de sacarle el máximo partido a este tipo de huevo es a través de los entrantes. ¿Qué te parece preparar unos canapés con huevos de codorniz? Aquí encontrarás muchísimas recetas con las que experimentar, por ejemplo, estos canapés de huevo de codorniz y salmón. Es un aperitivo que sorprenderá a invitados, en especial, por la combinación fantástica entre el toque ácido del yogur y la suavidad del salmón. Te invitamos a probarlos porque están riquísimos y además le darán al menú este toque de exquisitez y sofisticación.

El primer paso es cortar 4 discos de pasta quebrada de unos 8 cm de diámetro y hornearlos a 200ºC durante unos 10 minutos. Mientras hierve los huevos de codorniz durante unos 4 minutos, déjalos que se enfríen y pélalos. A continuación, bate el yogur con la nata, el Avecrem y la pimienta. Por último, pon los discos en una fuete cúbrelos con un poco de la salsa de yogur, una loncha de salmón y medio huevo de codorniz. Espolvorea con pimienta y un poco de eneldo. ¿Qué te parece? ¿Apetitoso, verdad?

Si quieres más propuestas de tapas con huevos de codorniz para preparar en una comida especial no te puedes perder tampoco este montadito con huevos fritos de codorniz. Es una delicia y además es un entrante original, divertido y sabroso, además de muy sencillo de hacer. Basta con cortar el pan de molde en forma de triángulo y untarlo con el foie-gras. Por otro lado, fríe el huevo de codorniz y añádele más sabor con Avecrem. Ponlo encima de la rebanada de pan y ¡listo! Repite la operación hasta conseguir el número de montaditos que prefieras.

Sin duda, los huevos de codorniz en recetas de aperitivos triunfan por su punto elegante, creativo, colorido y la mar de sabroso. Desde ya te invitamos a probar las diferentes recetas con huevos de codorniz que encontrarás en esta sección. Todas son una absoluta delicia con la que lograrás sorprender a tus comensales y además tienen una elaboración súper fácil. Toma nota del paso a paso y disfruta de cada una de las recetas de huevos de codorniz que tienes por descubrir.

Receta destacada

MONTADITO CON HUEVO FRITO DE CODORNIZ

Uno de los mejores logros en la cocina es saber hacer platos muy sencillos pero con toques originales y divertidos. Y cuando se trata de hacer canapés y montaditos, no hay frase mejor que: ¡Creatividad al poder! Así que ponte el devantal, y prepara este montadito con huevos fritos de codorniz. Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 rebanadas de pan cortadas
  • 1 lata de foie-gras
  • 12 huevos de codorniz
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas