La ensaladas templada es la opción más recomendable para aquellos que quieran comer algo ligero en época de invierno. Para que sea propiamente templada, basta con que sus ingredientes se sirvan a temperatura ambiente y no fríos de la nevera.

Otra forma de conseguir que la ensalada esté propiamente templada es cocinando algunos de los múltiples ingredientes que admiten estas recetas: pollo a la plancha, pasta, arroz… De hecho, la mezcla de ingredientes crudos y cocinados es una característica diferenciadora de este tipo de ensalada.

Ver más...

Ese punto de temperatura, ni fría ni caliente, también es ideal cuando en el plato ‘pesan’ las verduras cocinadas, pues se prefieren crudas y frescas para las ensaladas veraniegas. Además, una verdura demasiado caliente puede afectar al resto de ingredientes de la receta, haciéndolos menos vigorosos y menos apetecibles.

A diferencia de muchas ensaladas en las que la elaboración consiste en cortar los ingredientes y añadirlos uno tras otro, en las templadas se da pie a una preparación más compleja y personal, buscando texturas, colores y formas que no se pueden conseguir salvo que se cocinen algunos de esos ingredientes. ¡Atrévete con estas recetas de ensaladas templadas para paladares más exigentes y no dejarás a nadie indiferente!

Ensaladas templadas originales y gustosas

Cuando llega el invierno dejamos atrás las ensaladas para disfrutar con los platos de cuchara como sopas, guisos, estofados o cremas. Sin embargo, las épocas de más frío también son un momento perfecto para deleitarse con una rica ensalada. Si quieres saber cómo hacer que estas resulten más apetecibles incluso en esta época del año sigue leyendo y disfruta de la selección de recetas que hemos seleccionado para ti.

Y es que con bajas temperaturas una ensalada quizá no es la opción más apetecible, así que si quieres seguir consumiéndolas también en invierno y aprovecharte de este plato tan sano y ligero toma nota de nuestras recomendaciones para hacer que tus ensaladas de invierno templadas sean una tentación irresistible.

Un truco para que este plato contente a nuestro paladar cuando hace frío es mezclar en la ensalada alimentos crudos y cocinados. De manera que los bocados sean agradables y tengamos ganas de más. Elegir unos alimentos u otros dependerá del gusto de cada uno y de la imaginación que le eche, pero en cualquier caso el resultado casi siempre resulta muy gustoso.

Aunque si necesitas inspiración te recomendamos hacer tu ensalada templada de lechuga, cogollos, espinacas, tomate, zanahoria, pepino y combinarla con alimentos cocinados como pescados, carnes, mariscos, arroz, legumbres, pasta o verduras. Ya ves que hay muchísimos ingredientes que puedes añadir a este tipo de ensaladas, y todos ellos te permiten hacer combinaciones diferentes y realmente sabrosas.

Otra opción para crear una ensalada caliente es aliñarla con algún aderezo cocinado. De esta forma aportarás algo de calor a los alimentos en su conjunto y conservarás sus nutrientes ya que estarán crudos.

Descubre nuestras recetas de ensaladas templadas fáciles

En esta sección te esperan infinidad de propuestas con las que asombrar a tus invitados en una ocasión especial o prepararte un entrante ligero y sabroso para acompañar tus platos principales.

Una de ellas es la ensalada templada de espinacas y huevos, un plato sencillo que gracias a un toque creativo resulta de lo más apetitoso. ¿Quieres saber cómo se hace? Ya verás, es muy sencilla y rápida de hacer, y su mayor secreto es la vinagreta que la acompaña que da al plato un sabor inigualable. ¡Riquísima!

El primer paso para cocinarla es lavar las espinacas, escurrirlas y freírlas con dos cucharadas de aceite hasta que veas que han perdido toda su agua. Entonces condiméntalas con una pastilla de Avecrem, escúrrelas y pícalas con un cuchillo. Por otro lado, pon a calentar medio litro de agua con vinagre. Cuando veas que rompe a hervir escalfa los huevos uno a uno. Un consejo: casca los huevos sobre el agua hirviendo y ayudándote con una espumadera envuélvelos con la clara y continua la cocción unos 3 minutos a fuego bajo.

Por último, pela las cebollas o déjalas enteras si tienen un tamaño pequeño y saltéalas en la misma sartén. Resérvalas y prepara la vinagreta con el vinagre, la pimienta, la mostaza y las pastilla de Avecrem desmenuzada. Poco a poco añade el aceite, emulsiona con un batidor de varillas y añade los piñones. ¡Ya la tienes lista para disfrutar!

Aquí encontrarás muchísimas más propuestas incluso una gran variedad de ensaladas templadas para Navidad, porque esta celebración es ideal para cocinar platos creativos y que sorprendan. Una receta ideal para esta ocasión es la ensalada templada de bacalao, habitas y romesco, una salsa tradicional de la cocina catalana. Esta se elabora con tomates, ajos, pan, ñoras, almendras y avellanas tostadas, aceite, vinagre y sal, queda estupenda en ensaladas tibias como esta, y aunque puedes prepararla casera también la podrás encontrar en el supermercado ya hecha.

Si prefieres hacerla en casa te saldrá más gustosa y no es muy complicada de hacer. Tan solo tendrás que asar en el horno los tomates y los ajos. Mientras limpia de semillas las ñoras y ponlas con agua caliente para hidratarlas. Cuando ya estén escúrrelas y retírales la pulpa. Después pela los tomates y los ajos, y en una sartén con aceite saltea la pulpa de la ñora y unas almendras peladas. Por último, bate todos los ingredientes hasta que consigas una pasta espesa, alíñala con vinagre y aceite y ya la podrás utilizar en tu ensalada.

El siguiente paso es escaldar las habitas y refrescarlas con agua fría. Una vez hecho esto escúrrelas y reserva. Por otro lado, confita el bacalao en aceite. Monta el plato con un poco de salsa romesco, las habitas y encima el bacalao y la escarola. Aliña con vinagre, aceite y sal, y ¡buen provecho!

Explora en esta sección más propuestas de ensaladas calientes. Todas ellas son fáciles de preparar y algunas las podrás preparar en menos de diez minutos y sin complicaciones. ¡Disfruta de este plato hasta en los días más fríos de invierno!

Receta destacada

Ensalada templada

Ingredientes

  • 1 lechuga
  • 1 cucharada de azúcar
  • coñac
  • 100 ml. de nata líquida
  • 1 cucharada de mostaza
  • 100 gr. de bacon
  • 50 gr. de piñones
  • 100 gr. de champiñones (lata)
  • 1 rebanada de pan de molde
  • 50 gr. de pasas de corinto
  • 100 gr. de jamón de york
  • 100 gr. de queso Emmental
  • 1 pellizco de Avecrem Caldo de Pollo Granulado
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas