Aquí encontrarás la mejor selección de recetas de ensaladas de judías verdes, fáciles de hacer y muy recomendadas para cualquier momento del año.

Son muchas las variaciones o combinaciones que existen para preparar una buena ensalada de judías verdes, por eso te dejamos algunas de ellas para que comiences a hacerlas parte de tu alimentación. Estamos seguros que te gustarán.

Y es que que las judías verdes tienen en las ensaladas su gran oportunidad para mostrar muchas de sus mejores cualidades. Solo se han de cocer lo necesario, no hay que pasarse en la cocción para lograr esa textura ideal que tienen cuando se hacen al dente. Luego hay que enfriarlas, secarlas bien, guardarlas en la nevera y sacarlas con el tiempo necesario para ser servidas a temperatura ambiente. De esta manera podrás comprobar todo el potencial que tiene esta verdura en ensalada.

Ver más...

La ensalada de judías verdes es una propuesta fresca y ligera para entrantes y cenas. Para hacerla puedes incluir en ella tomate, atún, huevo duro, aceitunas… Pero, si la combinas con otros ingredientes, también puedes convertirla en un plato más consistente. Por ejemplo, añadiéndole arroz o patata. Como la ensalada de judías verdes y patatas con tomate, una receta sencilla, fácil, sana y sobre todo, económica. Ideal para después de algunos días de excesos, tanto de comidas, como de gastos. Una ensalada de judías verdes que hasta puede funcionar muy bien como plato único, ya sea en la comida o en la cena.

Otra variante, para potenciar el contenido de fibra, vitaminas, antioxidantes y agregarle grasas saludables a la ensalada de habichuelas verdes, como la suelen llamar en Andalucía y en algunos países del Caribe, es hacerla con bacon y nueces. Para no añadirle demasiada grasa y que sea saludable, una buena opción es cocinar el bacon en el microondas.

Otro paso necesario, o como complemento, para acabar un plato con texturas diferentes y lleno de colores y sabores, es el aderezo. Algunas de las opciones son la inclusión de mostaza en el aliño o hacer una vinagreta de hierbas frescas y limón. De esta manera, con las judías verdes en ensalada lograrás ese plato frío, bien aliñado y tan agradecido, sobre todo en verano, ya que en ningún menú puede faltar una ensalada.

Aportes y beneficios que nos brindan las judías verdes

Si bien los aportes nutritivos y los beneficios que nos pueda brindar una ensalada de judías verdes dependerá de los demás ingredientes que incluya, el alimento principal de este plato es muy saludable. El valor calórico de esta verdura es bajo y esas pocas calorías que contiene están en los hidratos de carbono que se encuentran en las semillas, como así también algunas proteínas. Uno de los mayores beneficios que nos proporciona lo genera su fibra, que nos ayuda a bajar el colesterol y el azúcar en la sangre, a mejorar nuestras digestiones y a regular la función intestinal. Además tiene antioxidantes que nos ayudan a prevenir todo tipo de disfunciones cardiovasculares y de enfermedades como la diabetes y distintos tipos de cáncer.

Por la presencia de folatos es una verdura recomendada para embarazadas y niños en crecimiento. También para las personas con cistitis, piedras en el riñón, con ácido úrico o con problemas de retención de líquidos, debido a la acción de la arginina y su alto contenido en potasio, que tienen un efecto diurético. Otros minerales que contiene son el calcio y, aunque en menor medida, hierro, yodo, hierro y magnesio. Este último está en la clorofila, pigmento que le da ese color verde característico.

En cuanto a su aporte en vitaminas podemos mencionar la vitamina C, que cumple una acción antioxidante e interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos; la vitamina A, esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico; la B2, vinculada a la producción de anticuerpos y de glóbulos rojos; y la B6, que contribuye al metabolismo celular y en el funcionamiento del sistema inmunológico.

Para la ensalada, judías verdes frescas o congeladas

Las judías verdes llegaron a Europa en el siglo XVI desde América, pero se las consume como verduras desde el siglo XIX. Para hacer ensalada de judías verdes o ensalada de frejoles verdes, como la llaman en algunos países latinoamericanos, se deben elegir las que sean más frescas y tiernas. Para comprobarlo hay que verificar que al quebrarlas aparezca una gota de agua. Generalmente son aquellas de un color homogéneo y brillante en las que sus semillas no están demasiado marcadas.

Las que tienen una forma irregular, las que son muy duras o las que al doblarlas no se rompen es preferible descartarlas porque esos no son signos de frescura, sino más bien de sobremaduración. En una bolsa perforada las judías frescas pueden conservarse en la nevera durante, aproximadamente, una semana. Para conservarlas durante más tiempo deberás cortarlas transversalmente, escaldarlas durante tres minutos y congelarlas. Si prefieres cortarlas de manera longitudinal escáldalas antes del corte, para que no se salgan las semillas. Otra posibilidad es comprarlas en conserva.

Con cualquiera de estas opciones las tendrás intactas y disponibles para cuando decidas hacer una de las decenas de recetas de judías verdes en ensaladas que tienes en esta página. Conseguirás un plato saludable, exquisito y nutritivo. Para que lo compruebes te adelantamos la de ensalada de judías, atún y huevo.

En una olla con mucha agua y una pastilla de Avecrem hierve las judías, con las puntas cortadas previamente. En 8 o 10 diez minutos estarán listas para escurrir, enfriar y reservar. Corta en tiras una cebolla y un pimiento, huevos duros en gajos y tomates cherry por la mitad. Con un poco de mostaza, vinagre y aceite prepara una vinagreta. En un bol mezcla las judías, con la cebolla, el pimiento, los cherry, unas alcaparras, unas aceitunas negras, el atún en aceite y unas hojas de lechugas. Añade los gajos de huevo duro y la vinagreta. Sírvela y… ¡a comer!

Receta destacada

Ensalada Campera

Especialmente en verano a todos nos apetecen ensaladas frescas, aunque cualquier época del año es buena para tomarlas. Las ensaladas son muy fáciles de preparar ya sea para comer como plato principal o como entrante; además de ser rápidas, Ver Receta...

Ingredientes

  • 3 tomates para ensalada
  • 1 pimiento verde
  • 150 g de patatas
  • 2 huevos duros
  • 25 g de cebolla
  • 75 g de aceitunas sin hueso
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 2 cucharadas de vinagre
  • 10 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas