Los espárragos son uno de los alimentos más versátiles a la hora de cocinar, ya que tanto los blancos como los verdes tienen un sabor muy característico que casa bien con muchos tipos de ingredientes. Los espárragos verdes, por ejemplo, son ideales para cocinar junto a unas gambitas y unos ajos, o con salmón y pasta, entre otros ingredientes.

Pero ambos quedan ideales en una ensalada de espárragos, y aquí encontrarás una gran variedad de recetas con las que sacar el máximo provecho de esta riquísima verdura. Combina los espárragos con tus ingredientes favoritos y crea platos estupendos como estos.

Ver más...

¿Sabías que la palabra espárrago proviene del nombre latín “sparagus”, que a su vez deriva del griego y este en el persa “asparag” que quiere decir brote. De hecho, lo que consumimos son los brotes jóvenes de esta planta que nos da su mejor versión en primavera. Los griegos eran grandes consumidores de espárragos y muchas veces se los ofrecían a sus dioses. Por otro lado, los romanos popularizaron sus propiedades organolépticas y terapéuticas. En concreto, fueron ellos los que los introdujeron en nuestra cocina, sin embargo, no fue hasta el siglo XVIII cuando alcanzaron más popularidad y se constituyeron como uno de los alimentos preferidos de la burguesía.

Cómo hacer una ensalada de espárragos

Hay varios tipos de espárragos. Entre los más conocidos en nuestra gastronomía está el blanco, que crece bajo tierra y al no recibir luz solar adquiere esa tonalidad, el morado, el verde y el triguero. Este último es una variedad silvestre, que siempre se ha usado en las regiones mediterráneas como seto para delimitar parcelas. La razón es que sus hojas tienen pinchos, lo que previene de intromisiones indeseadas. Sin embargo, aunque tienen un uso funcional muy específico, lo cierto es que es una de las variedades más ricas y especiales para hacer una ensalada de espárragos y muchos otros platos.

La manera más sencilla de hacerlos es cocerlos en agua o al vapor hasta que queden bien tiernos. Ten en cuenta que a diferencia de otras verduras, los espárragos más delgados y pequeños son los menos tiernos, mientras que los más gruesos son los más agradables en boca. Cocidos de esta manera y con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal ya están deliciosos, pero si quieres darles un toque de sabor te recomendamos acompañarlos de una salsa ligera, como la mayonesa.

Otra curiosidad de los espárragos es su olor tras consumirlos. Esto ocurre por la metabolización de algunos de sus componentes en la orina, lo que da lugar a este olor tan particular y, en ocasiones, algo desagradable.

A la hora de comprar esta verdura para hacer tu ensalada de espárragos existen una serie de consejos. Elige los ejemplares que tengan las puntas cerradas y compactas, y con el tallo firme y recto. Una de las mejores formas de conservarlos, si los compras frescos, es envolverlos con un paño húmedo y guardarlos en el frigorífico. Con este sencillo truco pueden aguantar ¡hasta tres semanas! En cambio, si los guardas en una bolsa de plástico solo te durarán unos dos o tres días. Aunque lo mejor es consumirlos lo antes posible.

Otra opción es congelarlos, si no sabes cuándo vas a preparar tu ensalada con espárragos. Pero tienes que tener en cuenta que cuando se descongelan suelen perder firmeza. Antes de congelarlos lávalos bien, córtales la base y escáldalos durante dos a cuatro minutos según su tamaño. Después ponlos en agua muy fría unos cinco minutos y, seguidamente, en bolsas de plástico para congelar o en un recipiente hermético. De esta manera, podrás conservarlos durante un año.

Las ensaladas de espárragos se pueden hacer con los espárragos cocidos o salteados, ya que tienen una textura tierna pero a la vez crujiente y sabrosa que juega muy bien con los otros ingredientes del plato. Además, incorporarlos en este tipo de preparación solo tiene que ventajas.

Una de ellas, por ejemplo, es que son una gran fuente de proteínas y fibra. También cuentan con una presencia destacada de folatos, vitaminas C y E y provitamina A, así como otras vitaminas del grupo B. De esta manera, el consumo de espárragos favorece la producción de glóbulos rojos y blancos, la formación de anticuerpos, aumento de la resistencia frente a infecciones y mantiene en buen estado la piel, el cabello o los huesos, entre otros muchos beneficios. Respecto a los minerales contiene hierro, potasio, fósforo, yodo, calcio y magnesio, encargados de la formación de huesos y dientes, la transmisión y generación del impulso nervioso y el buen funcionamiento de los intestinos, además de muchos otros.

Disfruta de estas ricas ensaladas de espárragos

Este tipo de ensaladas es una de las maneras más frescas y sabrosas de disfrutar de esta hortaliza. Además, todas ellas se preparan de una forma sencilla y rápida, por tanto, es imposible que te salgan mal. Una opción, por ejemplo, es combinar los espárragos con patatas, tomates cherry, apio y aguacate. Es una propuesta muy variada que se aliña con vinagreta y mayonesa. ¿La quieres probar?

El primer paso es pelar los espárragos blancos desde la yema hasta abajo y cortar el tronco duro procurando que todos queden del mismo tamaño. A medida que los vas limpiando échalos en agua fría. Por otro lado, corta el tronco de los espárragos verdes y lávalos. A continuación, en una cazuela con agua y una pastilla de Avecrem sumerge los espárragos cuando hierva. Tápala y deja que se cuezan unos 30 a 45 minutos. Cuando estén consérvalos en su agua de cocción sin meterlos en la nevera para que mantengan su sabor.

Después pela y lava las patatas y cuécelas. Mientras pela y lava las zanahorias y el apio, córtalos en juliana, como los cogollos. Lava y corta por la mitad los tomates, y corta a rodajas la remolacha y el aguacate. Ahora que ya tienes listos todos los ingredientes coloca en una fuente alargado los espárragos blancos, el aguacate, la remolacha, los espárragos verdes, el apio, los tomates cherry y las patatas hervidas. Acompaña el conjunto con mayonesa y salsa vinagreta de cebolla, perejil picado, aceite, sal y vinagre.

Esta ensalada de espárragos verdes y blancos está deliciosa, como también lo están las recetas que te están esperando en esta sección. Descubre cómo añadir los espárragos en la ensalada es una de las mejores maneras de disfrutar de un plato fresco, sencillo y saludable.

Receta destacada

Ensalada Campera

Especialmente en verano a todos nos apetecen ensaladas frescas, aunque cualquier época del año es buena para tomarlas. Las ensaladas son muy fáciles de preparar ya sea para comer como plato principal o como entrante; además de ser rápidas, Ver Receta...

Ingredientes

  • 3 tomates para ensalada
  • 1 pimiento verde
  • 150 g de patatas
  • 2 huevos duros
  • 25 g de cebolla
  • 75 g de aceitunas sin hueso
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 2 cucharadas de vinagre
  • 10 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas