Con el ritmo de vida que llevamos los más normal es que lleguemos a casa tarde, cansados y con nada de ganas de ponernos a cocinar. ¿Ideas para una cena rápida? ¿Ensalada? ¿Tortilla de patatas? ¿Sopa? No caigas en lo de siempre porque hacer una cena fácil y rápida no tiene porque estar reñido con el sabor. Y te lo vamos a demostrar aquí y ahora.

La cena es una comida igual de importante que las otras comidas del días, y aunque no hace falta hacer un gran plato, de hecho es mejor que sea ligero, tampoco hace falta quedarse con hambre. Se pueden hacer comidas la mar de ricas y que además favorezcan la digestión y nos ayuden a descansar bien.

Ver más...

Más allá de ensaladas, frutas o platos sosos podemos preparar propuestas la mar de apetitosas. Si quieres conocerlas no te pierdas la variada selección de recetas que hemos preparado especialmente para ti.

Ideas para una cena rápida

Se suele cree que ir con el tiempo justo en la cocina no es bueno ya que es una actividad que requiere mimo y paciencia. Sin embargo, si no tenemos muchos minutos se puede optar por ciertas elaboraciones que gracias a añadirles un poco de imaginación pueden resultar ser platos estupendos.

Lo mejor en estos casos es escoger opciones como ensaladas, pasta, arroces, conservas, ahumados y aperitivos. De esta manera, evitaremos caer en comidas con muchas calorías y grasas, y optar por opciones mucho más saludables y que sentarán de maravilla a nuestro cuerpo. Por otro lado, para acortar el tiempo entre fogones una buena idea es optar por algunos productos preparados a la hora de preparar nuestro plato.

Por ejemplo, si hacemos una ensalada podemos comprar las que se venden preparadas en bolsa. Como ya están lavadas y cortadas, solo tendremos que mezclarlas con otros ingredientes, aliñarlas y ¡listo! Otra opción es utilizar conservas, las más populares son las de pescado, como la de atún, caballa, bonito o sardinas. Dependiendo de si quieres dar al plato un sabor u otro puedes escoger entre conservas en escabeche, al natural o en aceite. Respecto a los ahumados los más adecuados y sabrosos son los de salmón, bacalao o trucha.

Pero si hay una cena rápida y fácil esa es la pizza. Para hacerla algo más saludable puedes comprar la masa y añadirle los ingredientes que prefieras. De esta manera, también la podrás tener lista en pocos minutos pero estará mucho más rica. Otros platos rápidos típicos son las hamburguesas o los bocadillos, ¡hazlos caseros y verás que buenos quedan!

Cena rápida y fácil para dos

¿Se puede cocinar en poco tiempo una cena para 2? ¿Y que además sea romántica y apetitosa? Aniversarios, San Valentín, una cita… De hecho, cualquier momento es bueno para celebrar un velada solo para vosotros. Pero para que no os coman las prisas aquí también encontrarás infinidad de propuestas para una cena rápida para dos. Por ejemplo, unos espaguetis de dos colores con salsa de anchoas.

La pasta es una elección segura ya que se hace en un momento y si le das un toque especial puede ser un plato exquisito e ideal para una noche romántica. Gracias a que se pueden mezclar con muchos ingredientes podemos conseguir platos súper ricos en solo unos pocos minutos. Este plato es una receta original de pasta con la que sorprender a tu pareja y prepararlo en un momento. ¡Sencilla y elegante!

Si te animas a prepararla lo primero es hervir los espaguetis los minutos que indique el envase con una pastilla de Avecrem. Después ya los puedes escurrir y añadir 4 cucharadas de aceite de oliva, la salsa de Tomate Frito Gallina Blanca y los filetes de anchoa cortados a trocitos. Sírvelos con queso seco rallado y ¡a disfrutar!

Otra receta de cena fácil para dos también elaborada con pasta puede ser la de macarrones horneados con verduras. No te harán falta muchos ingredientes para elaborarla, seguro que la mayor parte de los que utiliza los tienes en la nevera. Esta característica hace que sea el plato perfecto para una cena para dos improvisada. Lo que la hace especial es el queso de cabra gratinado, que le da al plato un gran sabor y que es el acompañamiento perfecto para las verduras.

El primer paso es pelar la cebolla y picarla muy fina. Después rehógala en una cazuela pequeña o en una sartén a fuego lento tapada y con aceite de oliva. A continuación, limpia el corazón de las alcachofas eliminando con un cuchillo las hojas de alrededor y quitándoles la pelusilla del interior. Ponlos en remojo con agua y unos troncos de perejil o zumo de limón. Cuando veas que la cebolla empieza a dorarse escurre las alcachofas, córtalas en láminas finas y agrégalas al sofrito.

En el momento en que la alcachofa tome color añade el calabacín limpio y picado. Mientras se rehoga lava la berenjena, elimina las puntas y pícala. Ponla en el sofrito cuando el calabacín empiece a tomar color. Rehoga de nuevo hasta que la berenjena se ablande y se dore. Moja el sofrito con el vino blanco y deja que el alcohol se evapore. Entonces agrega el tomate pelado y sin semillas picado bien fino. Condimenta con laurel, orégano, sal, pimienta y azúcar.

Ahora pon a hervir los macarrones con agua y una pastilla de Avecrem. Cuando estén cocidos escúrrelos y échalos al sofrito de hortalizas. Pon por encima un poco de queso de cabra, desmenuzado y gratina en el horno. ¡Una cena rápida y sana que os encantará!

Si prefieres una cena algo más ligera o un entrante antes de comer las deliciosas propuestas de esta selección, ¿qué tal si preparas una crema rápida de gambas, de pimientos o de tomate y cebollas? Las tres están exquisitas y con cualquiera de ellas seguro que lograrás sorprender a tu pareja con una cena fácil, rica y lista en pocos minutos.

Ahora que ya tienes más ideas sobre qué hacer de cenar rápido y fácil, te invitamos a descubrir las demás propuestas culinarias. ¡Que aproveche!

Receta destacada

cena rápida de domingo

Ingredientes

  • 4 lonchas gordas de jamón cocido
  • 3 patatas
  • 4 huevos
  • 1 aros de cebolla
  • < de 10 min
  • Fácil
  • 4 personas