Bacalao a la roteña

La receta tradicional es con urta, un pescado típico de la costa de Cádiz, pero difícil de encontrar en las pescaderías. Por eso nosotros te ofrecemos una alternativa muy interesante… hoy comemos bacalao a la roteña.

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pescado 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Bacalao a la roteña

  • Bacalao a la roteña paso 1

    PASO 1

    Asa los lomos con unas gotas de aceite de oliva un par de minutos por cada lado y reserva. Sofríe también en aceite de oliva el ajo, la cebolla y el pimiento picados durante unos 10 minutos o hasta que la verdura quede pochadita.

  • Bacalao a la roteña paso 2

    PASO 2

    Añade la pimienta negra y el tomate pelado y cortado en dados de medio centímetro. Cocinar durante 15 minutos. Dispón la mitad del sofrito en la base de un recipiente apto para horno, coloca los lomos encima y vierte el resto del sofrito por encima del pescado.

  • Bacalao a la roteña paso 3

    PASO 3

    Agregar las hojas de laurel, la nuez moscada y un vaso de caldo de pescado y hornea a 180ºC durante 15 minutos. Emplata en caliente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Bacalao a la roteña

En la receta tradicional de bacalao a la roteña se suele añadir coñac (o brandy) a mitad de cocción para darle un toque algo más dulzón y especiado al plato. Si te gusta la idea puedes agregar unos 30 ml (2 cucharadas soperas) de coñac (o brandy) cuando la cazuela lleve unos 7 u 8 minutos en el horno. 

 

Coñac o brandy, ¿en qué quedamos? Seguramente ya lo sabes, pero si no es el caso, te lo aclaramos: el brandy es un tipo de aguardiente obtenido de la destilación del vino y el coñac es un tipo de brandy que se elabora en Francia (y solo en Francia), concretamente en la región de Cognac), es decir, el coñac es en realidad una Denominación de Origen Controlada. ¿Diferencias? El coñac se elabora con uvas especiales y mediante un proceso específico de destilación (mínimo dos veces). 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

 

Como es costumbre en nuestro recetario, después de mostrarte cómo hacer bacalao a la roteña, pasamos a explayarnos un poquito más acerca del origen del plato.

 

Lo primero que te estarás preguntando (sobre todo si no tienes nada que ver con el sur de España) es ¿qué es eso de “roteña”? Pues bien, la roteña es una salsa de verduras que tradicionalmente se elabora en la zona de Andalucía con la urta pescada en las costas gaditanas (por cierto, la urta es prima hermana de la dorada y la mojarra y es popularmente conocida como “catalineta”), concretamente en el municipio costero de Rota, de ahí el apelativo “a la roteña”. 

 

Cuando se creó el plato a principios del siglo XX, la urta no estaba muy bien considerada entre la población, sin embargo, su creador -un chef que regentaba un humilde restaurante próximo al puerto- supo sacarle el máximo partido al acompañarlo con una deliciosa salsa a base de tomate natural. La receta fue todo un éxito y rápidamente se extendió por toda Andalucía. Dicho esto, y como no es fácil encontrar urta en las pescaderías de todo el país, una alternativa muy digna es usar merluza, corvina, dorada o bacalao. En nuestro caso, nos hemos decantado por unos buenos lomos de bacalao, ya que combina especialmente bien con el tomate. 

 

Hay gente que cocina el pescado a la roteña al fuego y en sartén junto al sofrito de verduras y un chorretón de vino blanco. Nosotros hemos apostado por el método clásico: al horno y en cacerola de barro. El resultado, además de delicioso, es bien vistoso… ¿imaginas los vapores tan suculentos que deben emanar de la yanda al sacarla del horno? Solo por este momentazo merece la pena la elaboración. ¡Ah! Y hablando de exhalaciones irresistibles: tradicionalmente se añade un chorrito de brandy o coñac a mitad de cocción del pescado, lo que le confiere un punto más especiado y meloso al plato. En el apartado “trucos” te contamos cuánto y cómo incorporarlo.

 

Otro de los puntos destacables de la salsa roteña es su sazonado, siendo el laurel, la pimienta y la nuez moscada tres de las especies más recurrentes. Por todo ello, no es de extrañar que la urta a la roteña sea uno de los platos más emblemáticos de esta zona de Cádiz. Primero por este pescado tan ‘local’, segundo por las verduras de la huerta que contiene y, por último, por el sazonado y el horneado en cazuela de barro.