Verduras salteadas con buñuelos de patata

Para los apasionados de las verduras esta receta les va a encantar. Pero si las hortalizas no son lo tuyo no la descartes porque seguro que te abre el apetito. Así que tanto estés en un lado como en otro tienes que probar este plato: verduras salteadas con buñuelos de patata.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Información nutricional

  • Energía

    339kcal

  • Hidratos

    33.37g

  • Proteínas

    6.28g

  • Grasas

    18.39g

  • Fibra

    7.70g

Cómo hacer Verduras salteadas con buñuelos de patata

  • PASO 1

    Lava las verduras y córtalas en dados. En una sartén con un poco de aceite de oliva saltea las verduras, añade una pizca de sal y la nuez moscada y cuece durante al menos 15 minutos. A continuación, añade el Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca y acaba de cocer otros 5 minutos.

  • PASO 2

    Después que las las patatas estén cocidas, pélalas y tritúralas con un tenedor. Añade el pan rallado, el huevo, la sal y la pimienta. Con la ayuda de la palma de la mano forma pequeñas bolas de patata y pásalas por el pan rallado.

  • PASO 3

    En una sartén fríe las croquetas en aceite vegetal. Déjalas escurrir sobre papel absorbente y sazona con sal. Sirve con las verduras salteadas calientes.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Verduras salteadas con buñuelos de patata

El Truco: da más aroma a tus verduras

¿Sabías que la nuez moscada puede dar un toque diferente a tus platos? En caso que no, en tu próxima receta no lo dudes porque la verdad es que es un ingrediente que puede aportar un gran sabor, sobre todo si lo utilizamos con verduras. Cuando saltees las hortalizas de esta receta añade una pizca de nuez moscada. Verás que consigues un sabor muy especial.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Es una forma creativa y diferente de comer saludable sin perder el sabor. 

Cocinarla ya verás que es muy fácil. Basta con saltear las zanahorias, la cebolla, la coliflor y el pimiento en la sartén con poco de nuez moscada y verás como ganan en sabor y quedan mucho más crujientes, además de conservar todas sus propiedades. Y, por otro lado, se preparan las croquetas de patata, que aportan al plato un gran contraste de texturas y matices. ¡Te encantará!

Otra opción, para aprovechar las magníficas propiedades de las verduras sin tener que caer en platos aburridos y con poco sabor, es integrarlas en nuestras recetas más habituales, por ejemplo, en unos macarrones con tomate y verduras.