tagarninas esparragadas

  • 20-40 min
  • Media
  • 2 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer tagarninas esparragadas

  • PASO 1

    Este plato, tan típicamente invernal, me hace recordar vivencias de mi niñez, cuando como casi todos, no comía nada de verdura por sistema, pese a la insistencia de mi madre. A lo que vamos. Las tagarninas por lo general no las vas a encontrar en supermercados o en grandes almacenes, lo vas a hacer en las plazas de abastos o en sus aledaños como ocurre en Barbate, en mi caso las he comprado a un tío de lo mas antipático que tiene un puesto en el mercado de Triana. Se pueden comprar ya cortadas en bandeja tapadas con papel film trasparente o recién sacadas de la tierra y solamente deshojadas. Con esta última se trabaja mucho más, pero para mí es preferible.

  • PASO 2

    Lavamos muy bien las tagarninas, la cortamos en trozos de unos cinco centímetros de largo eliminando las zonas de los tallos mas oscuras cercanas a la raíz y las puntas que normalmente están como deshilachadas. Las ponemos a cocer en agua con sal y el laurel durante unos veinticinco minutos o hasta que estén tiernas. Una vez hecho esto las escurrimos bien. Mientras tanto y en una cazuela de barro con 5 cucharadas soperas de aceite, ponemos a freír los ajos sin pelar una vez que le hayamos dado un golpe para machacarlos. Antes de que empiecen a dorarse en exceso, los sacamos y reservamos. A continuación y en ese mismo aceite perfumado por los ajos freímos las dos rebanadas de pan y las apartamos.

  • PASO 3

    En ese mismo aceite empezamos a rehogar las tagarninas con el fuego muy lento durante unos cinco minutos, mientras tanto y en un almirez vamos a majar los ajos, el pan frito, dos cucharadas soperas de pimentón dulce y una de sal para ayudar. A este majado le añadimos medio vasito de vinagre de manzana. Volvemos con las tagarninas que ya estarán calentitas, le agregamos el majado y El Caldo de Pollo Gallina Blanca, las removemos muy bien subiendo un poco el fuego hasta que reduzca.

  • PASO 4

    Una vez hecho esto es el momento de agregarle el huevo, que en mi caso fueron de campo, regalados por mi amiga Lola y salieron con dos yemas. Una vez cuajado ya se puede servir. Si habéis tenido paciencia para cortar las tagarninas lo demás es facilísimo y es un plato que la mayoría lo tenéis en la memoria de que lo hayan comido siempre gente mayor (padres, tíos, abuelos). Bueno, pues lo he rescatado de mi memoria y me lo como porque . . . soy mayor (aunque no me sienta). Que os aproveche.

Valora esta receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online