SOPA DE ZANAHORIA Y HUEVO

Las sopas de verduras son entrantes muy sanos y nutritivos. Pueden hacerse con multitud de alimentos y son una buena forma de que los niños coman vegetales. Además, son facilísimas de hacer y se conservan en el frigorífico varios días.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer SOPA DE ZANAHORIA Y HUEVO

  • Pela y trocea las zanahorias. Derrite la mantequilla en una cazuela con unas gotas de aceite y saltea las zanahorias junto con el Sofrito de Tomate y Cebolla Gallina Blanca. Vierte el  Caldo Casero de

    PASO 1

    Pela y trocea las zanahorias. Derrite la mantequilla en una cazuela con unas gotas de aceite y saltea las zanahorias junto con el Sofrito de Tomate y Cebolla Gallina Blanca. Vierte el Caldo Casero de Pollo 100% Natural (500 cc.), y un trocito de piel de limón. Lleva a ebullición.

  • PASO 2

    Baja el fuego, tapa y deja cocer unos 25 minutos. Retira la piel del limón, aparta del fuego y vierte la crema de leche. Tritura y cuela bien.

  • PASO 3

    Le puedes incorporar las yemas de huevo (opcional) diluidas en el zumo de 1/2 limón; Para ello añádelas a la cazuela, mientras vas batiendo la crema. Sazona al gusto y recalienta cuidadosamente para servir, pero sin dejar que hierva.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de zanahoria y huevo

El Truco: aclarar o espesar una sopa

A veces la sopa no nos queda a nuestro gusto, pero con este truco será muy fácil de solucionar. Utiliza un poco de caldo para aclarar la sopa o un poco de harina de maíz para espesarla. De esta forma siempre te quedará perfecta.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

 

Hoy te traemos la receta para elaborar una sopa de zanahoria y huevo muy rica. Con tan solo cocer las zanahorias troceadas y mezclarlas con el caldo y la crema de leche te saldrá una crema muy sabrosa. Pero si quieres hacerla espectacular, puedes añadirle unas yemas de huevo con zumo de limón. Le dará un toque cítrico que quedará de maravilla. 

Cuando vayas a comprar zanahorias escoje las que tengan la piel suave, que tengan un color naranja vivo y que presenten raicillas laterales. Si la zanahoria ha tenido una sobreexposición al sol tendrá arrugas y será flácida. Así que, para que te quede una sopa redonda, ¡escoje con cuidado!