Sopa de remolacha baja en sal

Hoy te traemos un plato para cuidar tu salud, en especial, a tu corazón. Es una receta muy saludable para cualquier persona, pero sobre todo para aquellos que padecen alguna afección cardíaca. Además, tiene un sabor tan especial que hará olvidar que está preparada con ingredientes bajos en sal.Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Información nutricional

  • Energía

    226kcal

  • Hidratos

    23.58g

  • Proteínas

    7.19g

  • Grasas

    10.67g

  • Fibra

    3.28g

Cómo hacer Sopa de remolacha baja en sal

  • PASO 1

    Pela y corta la cebolla, el ajo y el puerro en tiras finas. Rehógalos en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva.

  • 1

    PASO 2

    Pela y corta en daditos la remolacha. Añádela a las verduras anteriores, vierte por encima el Caldo Casero de Pollo Bajo en Sal 100% Natural de Gallina Blanca y agrega la pimienta y el azúcar. Deja cocer hasta que se ablande la remolacha.

  • PASO 3

    Tritura las verduras con la batidora eléctrica y cuela la sopa por un colador chino.

  • 1

    PASO 4

    Sirve la sopa con los dados de pan tostado sin sal y un poco de queso fresco bajo en sal.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de remolacha baja en sal

El Truco: cuece la remolacha con caldo

A la hora de cocer la remolacha, en vez de hacerlo en agua con sal, utiliza Caldo Casero de Pollo Bajo en Sal 100% Natural, ya verás como te quedará mucho más rica. Y si te has quedado sin caldo, seguro que en tu despensa tienes alguna pastilla de Avecrem Bajo en Sal. Dilúyela en un litro de agua para cocer la remolacha que así te quedará deliciosa.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

El éxito de esta receta está en la remolacha, una hortaliza que nos aporta gran cantidad de vitaminas y minerales, y que se puede consumir cruda o hervida. En este caso, la cocemos junto con otras verduras como la cebolla y el puerro para hacer una sopa bien colorida y nutritiva y que podemos decorar con picatostes y queso fresco bajo en sal.

Además de las sopas, la remolacha es una hortaliza tan versátil que la podemos introducir en multitud de creaciones culinarias. Anímate a prepararla guisada con patatas y romero, con pechuga de pato y buñuelos de patata o en un divertido canapé con crema de guisantes.