Potaje de zanahorias y nabos

En general, los potajes acostumbramos a hacerlos con legumbres y verduras. No obstante, la receta que te presentamos hoy solo utiliza hortalizas y variadas, lo que hace que el plato sea ya de por sí sustancioso, colorido y con mucho sabor.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Información nutricional

  • Energía

    167.17kcal

  • Hidratos

    26.71g

  • Proteínas

    8.58g

  • Grasas

    64.71g

Cómo hacer Potaje de zanahorias y nabos

  • Pica las zanahorias, los nabos, las judías y la cebolla. En una olla con ¼ de litro de caldo añade los nabos y las judías verdes.

    PASO 1

    Pica las zanahorias, los nabos, las judías y la cebolla. En una olla con ¼ de litro de caldo añade los nabos y las judías verdes.

  • En otra olla rehoga en aceite, la cebolla y las zanahorias hasta que empiecen a tomar color.  Salpimenta.

    PASO 2

    En otra olla rehoga en aceite, la cebolla y las zanahorias hasta que empiecen a tomar color. Salpimenta.

  • Cubre con el resto del Caldo y deja cocer. Cuándo esté tierna la zanahoria  tritura hasta obtener una crema clarita.  Incorporar el resto de las verduras (nabos y judías verdes) cocidas con su caldo.

    PASO 3

    Cubre con el resto del Caldo y deja cocer. Cuándo esté tierna la zanahoria tritura hasta obtener una crema clarita. Incorporar el resto de las verduras (nabos y judías verdes) cocidas con su caldo.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Potaje de zanahorias y nabos

El Truco: cómo pelar las zanahorias

Al pelar verduras pequeñas como la zanahoria o el nabo con un cuchillo antes de cocerlas, es muy probable que acabes arrancando junto a la piel parte de su carne. Así que es mucho mejor pelarlas cuando ya están cocida y, en vez de usar un cuchillo o un pelador, conviene repasarlas con un papel de cocina, ya que de este modo la piel se desprenderá con facilidad. 

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Necesitarás zanahorias, nabos, cebolla y judías verdes, además de un buen caldo.

Ingredientes sencillos y humildes que son más que suficientes para hacer un potaje estupendo. Esta receta aunque conlleva tiempo es tremendamente fácil de hacer. Por un lado, se cuecen los nabos y las judías y, por otro, las zanahorias junto con la cebolla que se trituran cuando están hechas. De este modo, queda un puré de zanahorias acompañado por los nabos y las judías verdes. 

Y si después de hacer este plato te entran más ganas de seguir cocinando potajes para los días de frío, te invitamos a probar otro con muchos más ingredientes y buenísimo: potaje de lentejas con conejo