Pollo al ajillo bajo en sal

Al cocinar el pollo, muchas veces nos puede quedar duro y seco. Una buena solución para que la carne te quede blanda y sabrosa es cocinándola con un poco de caldo. De esta forma la carne lo absorberá y le dará un sabor más intenso.Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Información nutricional

  • Energía

    303kcal

  • Hidratos

    3.80g

  • Proteínas

    41.41g

  • Grasas

    13.40g

  • Fibra

    0.89g

Cómo hacer Pollo al ajillo bajo en sal

  • PASO 1

    Dora el pollo salpimentado en una sartén con las 2 cucharadas de aceite de oliva. Déjalo cocinar a fuego lento unos 5 minutos.

  • PASO 2

    Añade una vez dorado los ajos con piel un poco machacados, el laurel, el tomillo y deja cocinar 5 minutos.

  • Echa el vino blanco y deja que reduzca. Añade las setas limpias y enteras y déjalas dorar unos 4 minutos más. A Continuación, añade el Caldo Casero de Pollo Bajo en Sal 100% Natural de Gallina Blanca

    PASO 3

    Echa el vino blanco y deja que reduzca. Añade las setas limpias y enteras y déjalas dorar unos 4 minutos más. A continuación, añade el Caldo Casero de Pollo Bajo en Sal 100% Natural de Gallina Blanca y deja cocinar hasta que el pollo esté tierno. Sirve el pollo con las setas y unas ramitas de tomillo fresco por encima.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pollo al ajillo bajo en sal

El Truco: añade frutos secos

Si quieres puedes añadir algunos frutos secos en el pollo. Por ejemplo, dále sabor con unos piñones y unas pasas. Le darán un toque distinto buenísimo. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

 

Y es precisamente así como hemos cocinado este pollo al ajillo. Por supuesto, como su nombre indica primero lo hemos mezclado con otros ingredientes como los dientes de ajo y las setas, para, después, recubrirlo todo con un buen caldo. ¿No te parece de lo más apetecible? Prepáralo a la próxima comida familiar y ¡haz las delicias de todos! ¡Buen provecho!

¿Quieres añadirle un toque de exotismo? ¿Qué te parecería mezclarlo con una deliciosa salsa de curry? Una combinación que seguro que te quedará genial. ¡A disfrutar!