Pechugas con salsa de cebolla y tallarines

Si te apetece un plato lleno de sabor y para nada soso esta es tu receta. A veces para no complicarnos y perder tiempo acostumbramos a cocer los alimentos de la manera más rápida. Por ejemplo, las pechugas a la plancha o rebozadas.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Pechugas con salsa de cebolla y tallarines

  • Pon 1/2 sobre de Crema de Espárragos en un papel de aluminio y reboza con ello las pechugas. Coloca las pechugas en una fuente de horno, riega con la nata y hornea a 200º durante 15 minutos.

    PASO 1

    Pon 1/2 sobre de Crema de Espárragos en un papel de aluminio y reboza con ello las pechugas. Coloca las pechugas en una fuente de horno, riega con la nata y hornea a 200º durante 15 minutos.

  • Pon a hervir 125 gr. de tallarines, en abundante agua con la pastilla de Avecrem 100% Natural Pollo. Escurre y coloca en el plato. Encima pon las pechugas fileteadas.  Calienta el Sofrito de Cebollas

    PASO 2

    Pon a hervir 125 gr. de tallarines, en abundante agua con la pastilla de Avecrem 100% Natural Pollo. Escurre y coloca en el plato. Encima pon las pechugas fileteadas. Calienta el Sofrito de Cebollas Troceadas y deja reducir un poquito, se puede aromatizar con un chorrito de vino blanco. Sirve la salsa de cebollas, en salsera aparte.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pechugas con salsa de cebolla y tallarines

El Truco: hervir correctamente la pasta

Cuando cocinamos con pasta lo último que queremos es que se pegue. Para evitarlo, hay dos opciones. O bien poner un poco de aceite cuando hierva el agua o removerla mientras se cuece y mezclarla con la salsa rápidamente. 

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Pero también las podemos acompañar de irresistibles salsas que alegren el plato. En esta receta se utiliza una suave crema de espárragos para rebozar las pechugas y un toque más intenso con un sofrito de cebollas.

Para hacer el plato más completo se acompañan las pechugas con unos tallarines. Si quieres cuidar la presentación puedes poner una base de pasta y encima las pechugas cortadas a rodajas. ¡Verás que bueno!

¿Sabías que los tallarines proceden de la lasaña? Con el fin que la lasaña se conservará durante más tiempo, en el sur de Italia, se empezó a "tallar" la pasta en tiras finas que se ponían a secar al Sol sobre unas cuerdas.