Pato a la naranja

17 Votos | 1 comentarios

El pato a la naranja al horno es un plato de la clásica cocina francesa y, como no podía ser de otra manera, con él lograron una perfecta combinación de sabores y una presentación muy elegante. Si bien en nuestro país el consumo de la carne de pato es muy inferior al de Francia, la receta de pato a la naranja que te ofrecemos en esta página es una gran opción culinaria, con la que puedes contar para esas comidas o cenas de Navidad u otras fechas señaladas en las que quieras sorprender a tus invitados.  

Como algunos frutos rojos en las salsas para carne de cerdo, la manzana con el pollo o la piña utilizada en algunos platos tropicales hechos con pescado o mariscos, este confit de pato a la naranja es una prueba más de lo bien que algunas frutas pueden integrarse a las carnes. Porque uno de los puntos altos de esta receta es el contraste que produce el sabor dulce de la naranja en un plato salado. Característica propia de esas elaboraciones gastronómicas tan típicas de las grandes celebraciones.  

La carne de pato

Si bien el pato es una ave que se suele consumir más en restaurantes que en los hogares, al menos en España, se puede comprar fresco, congelado o refrigerado en muchas carnicerías y supermercados de nuestro país. La carne de los ejemplares que son criados en granja tiene un sabor más suave que la de los salvajes, y también es más jugosa porque tiene mayor contenido de grasa. Aunque la mayor parte de esta está en la piel, lo que facilita y favorece la cocción. Por esta razón se recomienda hacerle varios cortes, sin llegar a la carne. Al hornearlo de esta manera, la grasa cae a la bandeja y se puede quitar fácilmente.

Una vez retirada esa grasa y la piel, aunque esta se puede comer, consigues un plato muy sano, porque la carne de pato es magra, sobre todo la pechuga. Pero no solo es un alimento sano por su escaso contenido calórico, sino que también es muy nutritivo por su aporte de proteínas de alto valor, como algunos aminoácidos esenciales. Además contiene vitaminas del grupo B y minerales como el hierro, fósforo y zinc. Todas estas propiedades convierten a la carne de pato en un alimento recomendado para todas las personas. Porque, entre otros beneficios para la salud, aumenta nuestras defensas, fortalece el sistema inmunitario y contribuye a la reparación de nuestras células.

Este pato a la naranja es un plato delicioso y delicado. La mezcla de la carne con los sabores cítricos y los toques aromáticos de los licores que le añadiremos dan como resultado un plato excepcional. Anímate a prepararla, ¡estamos seguros que te encantará! ¡Que la disfrutes!

  • > 60 min
  • 4
  • Difícil
  • Segundo plato

Ingredientes

DALE TU TOQUE PERSONAL...

Cómo hacer Pato a la naranja

Cómo preparar Pato a la naranja - Paso 1
Paso 1
Cómo preparar Pato a la naranja - Paso 2
Paso 2
Cómo preparar Pato a la naranja - Paso 3
Paso 3
Cómo preparar Pato a la naranja - Paso 4
Paso 4
  • Paso 1

    Pon a macerar una naranja, pelada, en el licor de naranja durante una hora. Mientas, limpia el pato y realiza unos cortes en la pechuga y los muslos.

  • Paso 2

    Desmenuza una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo y mézclala con la margarina. Pinta el interior y los cortes del pato con esta mezcla y pon dentro del pato la naranja macerada, reservando el licor.

  • Paso 3

    Corta otra de las naranjas a rodajas, sin pelar. Coloca el pato en una bandeja de horno con las naranjas cortadas y rocíalo con el jugo de una naranja. Pon la fuente con el pato en el centro del horno precalentado a 180 ºC y hornéalo 45 minutos. Hay que ir regando el pato de vez en cuando con los propios jugos que suelte y con zumo de naranja.

  • Paso 4

    En un cazo, pon el azúcar y tres cucharadas de agua para preparar un almíbar, procurando que no se queme. Pasada una hora de cocción del pato, retíralo del horno y reparte por la bandeja una naranja cortada en rodajas finas. Con un pincel de cocina, pinta el pato con el almíbar.

Cómo preparar pato a la naranja

Del pato se extraen varios productos, como el jamón o el foie gras, pero también muchos cortes, de modo que puedes hacer muslos de pato a la naranja, pechuga de pato a la naranja o el ave entera, como te proponemos en nuestra receta. Aunque, como muchos, puedas suponer que para elaborar este plato se necesitan amplios conocimientos y habilidades culinarias, lo cierto es que el pato a la naranja es fácil de hacer. Como la mayoría de la carnes silvestres, es una carne un poco dura que requiere de un buen tiempo de cocción. Pero si se trata de un ave de granja suele resultar menos magra y, como cualquier carne al horno, su elaboración no tiene ninguna complicación.

El gran toque de distinción de esta receta, pato a la naranja, lo pone su salsa. La que se prepara con ingredientes muy sencillos, naranja, zumo y licor de naranja, al que puedes reemplazar por brandy si lo prefieres, un poco de margarina, una pastilla de Avecrem, y azúcar para el almíbar. Solo se trata de combinarlos y con ellos aderezar y cocinar el pato. Los jugos, la propia grasa de su piel y el calor del horno harán el resto. Aunque también puedes hacer un magret de pato a la naranja en una cazuela o sartén. O al wok, como el pato a la naranja chino, que se hace troceado, rebozado en harina y cocido en la salsa de naranja combinada con la de soja y un toque de jengibre molido.

Hay muchas maneras de hacer pato a la naranja, pero si sigues paso a paso nuestra receta tu plato lucirá brillante con su salsa deliciosa y sustanciosa. Una combinación perfecta de texturas y sabores para el deleite de los comensales más exigentes. Puedes acompañarlo con unas patatas al horno o un puré de patatas y tendrás el mejor plato para triunfar ante tus invitados.

El pato es un gran desconocido en la cocina española pero se prepara de muchísimas formas en el resto de Europa. Si quieres experimentar con esta deliciosa carne, te recomendamos que pruebes la pechuga de pato con granada. ¡Delicioso!

Consejos para cocinar Pato a la naranja

aprovecha las pieles de naranja

Si te sobran pieles de naranja o limón, ¡no las tires! Con cuidado, ponlas encima de un radiador o una estufa. Así aromatizarás la casa con un perfume natural a la vez que secas las pieles para conservarlas y usarlas para otras recetas. 

Contenido recomendado...

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate
rosa
18/06/2011 | 13:46

Que buena y que bonita te ha quedado, es totalmente imprescndible el cointreau? no suelo usarlo y me gustaria que me dijeras si lo puedo suprimir ó cambierlo por otra cosa. Gracias