Pastel de bacón y alcachofas

Cuando hay muchas bocas que alimentar y tienes que preparar alguna cosa para que todo el mundo quede satisfecho lo mejor que se puede hacer es un pastel salado. Ya sean quiches, tortas o pasteles, ¡nos encantan! Y lo mejor es que puedes conservarlos fácilmente y, si quieres, comerlos fríos en alguna escapada,Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Información nutricional

  • Energía

    466kcal

  • Hidratos

    12.8g

  • Proteínas

    13.1g

  • Grasas

    74.2g

Cómo hacer Pastel de bacón y alcachofas

  • PASO 1

    Forra un molde de tarta con la masa quebrada y pincha con un tenedor el fondo.

  • Dora el bacon sin usar grasas o aceites. Cubre el fondo de la masa con las alcachofas a trozos y el bacon.

    PASO 2

    Dora el bacon sin usar grasas o aceites. Cubre el fondo de la masa con las alcachofas a trozos y el bacon.

  • Bate los huevos con la nata y sazona con la pastilla de Avecrem Verduras -30% de Sal desmenuzada, vierte sobre la tarta y hornea a 200 ºC. durante 25 o 30 minutos.

    PASO 3

    Bate los huevos con la nata y sazona con la pastilla de Avecrem Verduras -30% de Sal desmenuzada, vierte sobre la tarta y hornea a 200 ºC. durante 25 o 30 minutos.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pastel de bacón y alcachofas

El Truco: recalentar los pasteles salados

Tanto las quiches como la mayoría de pasteles salados se pueden preparar con antelación y, cuando están templados, guardarlos en la nevera. De esta forma tan solo tendrás que recalentarlos en el horno cuando lleguen tus invitados. 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

picnic o en el trabajo. ¿A qué son geniales? 

El pastel que haremos hoy es un pastel de alcachofas y bacón, una combinación perfecta de sabores. Además, la clamosidad del pastel contrasta con la crujiente masa quebrada. Mmm... ¡Delicioso! ¿Te animas a prepararlo?

¿Te gustan las quiches? Si es así, tienes un nuevo mundo que descubrir. ¡Con la variedad de recetas que hay! Por ejemplo, una quiche de berenjenas. ¡Buenísima!