Pasta con espárragos y guisantes

Si lo que quieres es comer sano sin renunciar a un plato sabroso. O si estás intentando mantener la línea pero no quieres caer en comidas insípidas. Entonces la receta de hoy, pasta con espárragos y guisantes, está hecha a medida para ti.Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Pasta con espárragos y guisantes

  • Lava los espárragos, elimina la parte leñosa y córtarlos en trocitos.  Limpia el puerro, lávalo bien y parte la parte blanca en aros finos, desechando la verde.  Pela los tomates, corta la pulpa en da

    PASO 1

    Lava los espárragos, elimina la parte leñosa y córtarlos en trocitos. Limpia el puerro, lávalo bien y parte la parte blanca en aros finos, desechando la verde. Pela los tomates, corta la pulpa en daditos. Lava el perejil y pica finas las hojas.

  • Cuece los guisantes en agua con una pastilla Avecrem. Cuece la pasta hasta que esté al dente.  Mientras tanto, rehoga los espárragos en el resto del aceite durante 3-4 min., removiendo con una cuchara

    PASO 2

    Cuece los guisantes en agua con una pastilla Avecrem. Cuece la pasta hasta que esté al dente. Mientras tanto, rehoga los espárragos en el resto del aceite durante 3-4 min., removiendo con una cucharada de madera. Añade los guisantes y saltea todo durante unos minutos más.

  • Incorpora la pasta previamente escurrida a la sartén del tomate, espolvorea con perejil picado y deja que tome sabor un par de minutos. Pásala a una fuente de servir.  Añade las verduras salteadas, me

    PASO 3

    Incorpora la pasta previamente escurrida a la sartén del tomate, espolvorea con perejil picado y deja que tome sabor un par de minutos. Pásala a una fuente de servir. Añade las verduras salteadas, mezcla con cuidado y sirve inmediatamente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pasta con espárragos y guisantes

El Truco: espárragos tiernos

Saber elegir el punto justo donde cortar los espárragos para evitar que su parte fibrosa, más dura y seca, no acabe en nuestro plato. Para hacerlo debes partirlos con la mano, empezando por la base del espárrago, así la parte fibrosa se quedará en tus manos. Tienes que repetir la operación hasta que no queden partes fibrosas, el resto será tierno y ya lo podrás utilizar en tu receta. 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Puede que pienses que un plato de pasta no es lo mejor para comer ligero y de forma saludable, pero una vez le quitas las salsas y el queso, este producto de origen italiano puede darte mucho juego en tus comidas.

Y es que basta con mezclarlo con verduras tan sabrosas y coloridas como los guisantes, los espárragos y los tomates para que el plato se convierta en un auténtico manjar. Bien salteadas y con un toque de perejil y verás que rico es cuidarse. 

¿Sabes que puedes seguir cuidándote sin prescindir de aquellas comidas que más te gusten? Por ejemplo, fíjate en este risotto al curry con guisantes bajo en sal, saludable e increíblemente apetitoso.