Montaditos fríos

Los montaditos, esta deliciosa tradición de Euskadi, son una de las máximas expresiones de la cocina en miniatura y, también, una excelente forma de empezar a comer. Aunque seamos sinceros,Ver más...

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Montaditos fríos

  • mezcla el queso de untar con el jamón de York picado, todo sazonado con una pizca de Avecrem Caldo de Pollo y nuez moscada. Coloca sobre el pan y decora con el pepinillo.

    PASO 1

    Para el Montadito Italiano: mezcla el queso de untar con el jamón de York picado, todo sazonado con una pizca de Avecrem Caldo de Pollo y nuez moscada. Coloca sobre el pan y decora con el pepinillo.

  • Prepara el montadito de piquillo

    PASO 2

    Para el Montadito de Piquillo: pica finamente los pimientos y las anchoas y añade el ajo laminado que habrás salteado en aceite. Coloca sobre el pan y decora con la picada de aceitunas negras.

  • Prepara el montadito de dátiles

    PASO 3

    Para el Montadito de Dátil: rellena los dátiles, ya deshuesados, con una mezcla de queso de untar, nueces y Avecrem Caldo de Pollo. ¡Sírvelos tal cual!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Montaditos fríos

El Truco: pan bien crujiente

Monta los montaditos en el último momento, justo cuando los vayas a servir. Así evitarás que el pan se humedezca y favorecerás que se mantenga bien crujiente.

montadito
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

¿quién no ha comido sólo de montaditos?

Todo es posible, ya sea encima de una rebanada de pan, de un vol-au-vent o de otro soporte, cuando se trata de hacer montaditos hay que echar a volar la creatividad.

Fíjate en este trío de montaditos: italiano, de piquillo y de dátil. ¿No te parecen deliciosos? Sorprende a tus invitados con estos entrantes y te los meterás en el bolsillo.

Sólo hay que acercarse al País Vasco (o al restaurante vasco que tengas más cerca) para comprobar que el universo de los montaditos es infinito. ¡Atrévete a explorarlo!