Milhojas de tomate con mozzarella

A veces a la hora de hacer un aperitivo nos complicamos en exceso sin que la situación lo requiera. Queremos sorprender a nuestros invitados y acabamos haciendo platos que nos llevan mucho tiempo.Ver más...

  • < de 10 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Milhojas de tomate con mozzarella

  • Lava los tomates y córtalos en rodajas finas, corta también la mozzarella

    PASO 1

    Lava los tomates y córtalos en rodajas finas, corta también la mozzarella

  • Prepara la salsa pesto: con la batidora eléctrica, tritura la albahaca, los piñones, el ajo, el queso parmesano y el aceite de oliva junto con una pizca de sal y un poco de una pastilla de Avecrem 100

    PASO 2

    Prepara la salsa pesto: Con la batidora eléctrica, tritura la albahaca, los piñones, el ajo, el queso parmesano y el aceite de oliva junto con una pizca de sal y un poco de una pastilla de Avecrem Verduras -30% de sal, hasta que quede una salsa muy fina.

  • Coloca en los platos las rodajas de tomate y las de mozzarella intercaladas y formando un círculo.

    PASO 3

    Coloca en los platos las rodajas de tomate y las de mozzarella intercaladas y formando un círculo. Decora por encima con la salsa de pesto, salpimienta la ensalada y agrega el toque final con unas hojitas de albahaca fresca.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Milhojas de tomate con mozzarella

El Truco: el mejor pesto

Si quieres que tu pesto sea espectacular, anota estos fáciles consejos. Escoge las hojas de la albahaca más grandes, ya que las pequeñas aunque son más aromáticas no se utilizan en cocina. Cuando ya tengas todos los ingredientes listos y para que conserve su característico color verde brillante, antes de triturarlo añade un cubito o dos de hielo. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

En ocasiones unos pocos ingredientes de calidad y un buen aliño pueden marcar la diferencia. Tan solo hace falta tener un poco de inspiración para dejar a tus comensales con la boca abierta y el paladar más que satisfecho.

Una buena opción son estas milhojas de tomate con mozzarella. No pueden ser más fáciles de hacer. Trata de escoger buenos productos y cortar en rodajas los tomates y la mozzarella con cuidado. El aliño de este plato es lo que le da el toque extraordinario, una salsa pesto bien condimentada y sabrosa. Y puedes acabar de redondear este aperitivo decorándolo con unas hojas de albahaca fresca para darle color y frescura. 

Acompaña este sencillo y delicioso aperitivo con otros entrantes que encantarán a tus invitados. Por ejemplo, unos delicados canapés de calabacín a la crema o unos más que apetecibles canapés de sobrasada y mayonesa.