Mejillones gratinados

Puede que hayan muy pocas cosas tan apetitosas y fáciles de hacer como los mejillones gratinados. Y es que solo hace falta limpiarlos, hervirlos en su propio jugo y desconcharlos. El resto es como se dice "coser y cantar".Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Mejillones gratinados

  • PASO 1

    Templa la mantequilla a punto de pomada y mézclala con la pastilla de Avecrem desmenuzada y un poco de sal.

  • PASO 2

    Limpia y lava los mejillones. Colócalos con un chorro de agua en una olla tapada y ponla al fuego para que se abran. Una vez abiertos, separa la concha y pon los mejillones en una fuente de horno.

  • PASO 3

    Pon un poco de mantequilla con Avecrem por encima (sólo una cucharadita de café) y gratínalos en el horno un minuto. Opcionalmente, se pueden espolvorear con pan rallado antes de gratinarlos.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Mejillones gratinados

El Truco: haz tus propias conservas de marisco

Si te han sobrado mejillones una buena opción es reservarlos para hacerlos en conserva. Sencillamente hiérvelos unos 10 segundos y déjalos reposar. Después desconcha y conserva su carne en la nevera cubierta con su jugo. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

El secreto eso sí está en la salsa que los acompaña para la que hay que templar bien la mantequilla y sazonarla. 

Cuando ya estén bañados en esta salsa ya se pueden gratinar con un poco de pan rallado. ¡Verás que ricos te quedan! Además de sabrosos, los mejillones también proporcionan proteínas de gran calidad, vitaminas y se digieren muy bien. Así que con tantas ventajas ya no tienes excusa para preparar este maravilloso plato marinero.

Los mejillones dan mucho juego como aperitivo o primer plato: con limón, a la marinera, al vapor... Pero, ¿qué te parece cocinar los mejillones a las finas hierbas? ¡Muy aromáticos y sabrosos!