Lubina con tinta de calamar y calabacín

No se puede negar que todos los platos saben mucho mejor con una buena salsa. Dan un toque de gusto, texturas y contrastes a las comidas que las hacen imprescindibles en muchas de nuestras elaboraciones. Así que en esta receta, lubina con tinta de calamar y calabacín,Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pescado 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Lubina con tinta de calamar y calabacín

  • PASO 1

    Descama el pescado, eviscéralo y límpialo con un chorro de agua. Hazlo filetes y retira las espinas. Se le puede pedir esto al pescadero. Haz un sofrito con las cebollas picadas en una cazuela con un buen chorro de aceite. Cuando esté bien pochada, sepárala en dos mitades, una en una cazuela diferente.

  • PASO 2

    En una de las cazuelas añade el pimiento picado y cocina unos 10 minutos. Añade la tinta de calamar y la mitad del caldo de pescado. Deja hervir 5 minutos, tritura, rectifica de sal y pasa por el chino. En la otra cazuela añade dos de los calabacines cortados a rodajas sin pelar y una patata pelada y cortada pequeña. Sofríe lentamente unos 10 minutos. Añade la otra mitad de Caldo de Pescado Gallina Blanca y cuece unos 30 minutos. Sala, tritura y pasa por el chino.

  • PASO 3

    Corta el tercer calabacín a daditos pequeños y salta en una sartén con aceite, sal y pimienta unos 3 minutos. Corta los filetes de lubina en supremas, salpiméntalos y cocínalos en una sartén antiadherente con un hilo de aceite, empezando por la parte de la carne (que quede crujiente) y acabando por la parte de la piel, (procurando dejar el interior jugoso). Sirve con las dos salsas y el calabacín salteado.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Lubina con tinta de calamar y calabacín

El Truco: limpia los pescados en un momento

Descamar bien la lubina te va a llevar su tiempo, pero si sigues este truco tardarás menos rato. Sumerge el pescado en un recipiente con agua y elimina las escamas. Después cuela el agua y retira las escamas que hayan podido quedar en el colador. Si se han quedado escamas secas adheridas a la pila o superficie de trabajo, lo mejor que puedes hacer es mojarlas con agua y un poco de vinagre. 

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

no hemos hechos una salsa sino dos.

Por un lado, la más vistosa, la de tinta de calamar elaborada con un sofrito de cebolla, pimientos y caldo de pescado. Y por otro lado, la de calabacín, hecha con otro sofrito de cebolla, calabacines, patatas y caldo de pescado. Una vez hechas las salsas ya solo tendrás que dorar la lubina en la sartén y servirla junto con unos dados de calabacín. 

La mejor temporada para consumir lubina es en los meses de frío, pero gracias a la acuicultura podemos disfrutarla todo el año. Así que por qué no cocinarla en otras gustosas recetas y en el cualquier momento. Por ejemplo, una estupenda lubina al horno acompañada de ensalada mixta.