Lasaña de verduras

La clásica lasaña es la de carne, a la boloñesa, pero en la receta de hoy combinaremos distintas verduras haciéndola una opción ideal y más ligera para una comida en familia.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Lasaña de verduras

  • Remoja las placas de Lasaña Fácil El Pavo siguiendo las instrucciones del paquete.

    PASO 1

    Remoja las placas de Lasaña Fácil El Pavo siguiendo las instrucciones del paquete.

  • Corta las verduras a trocitos pequeños. En una cacerola con aceite, rehógalas hasta que estén tiernas condimentadas con Avecrem. Para preparar la lasaña, por una capa de pasta, otra de pisto; una nuev

    PASO 2

    Corta las verduras a trocitos pequeños. En una cacerola con aceite, rehógalas hasta que estén tiernas condimentadas con Avecrem. Para preparar la lasaña, por una capa de pasta, otra de pisto; una nueva capa de pasta y otra de jamón de York cortado.

  • Termina con una capa de Mi Salsa Bechamel hecha siguiendo las instrucciones del sobre. Espolvorea con queso rallado y gratina.

    PASO 3

    Termina con una capa de Mi Salsa Bechamel hecha siguiendo las instrucciones del sobre. Espolvorea con queso rallado y gratina.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Lasaña de verduras

El Truco: que no se peguen las placas de lasaña

Cuando preparas lasaña algo muy frecuente que te puede ocurrir es que al reservarlas una vez hervidas es que se peguen unas con otros. Para que no te pase un truco es remojarlas en agua fría una vez las tengas hechas. De esta modo, evitarás que se sigan cociendo y que se peguen. 

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Si eres aficionado a las hortalizas lo más probable es que tengas un buen pisto en la nevera listo para utilizar. Si es así ya tienes la mitad de la receta hecha ¿te apuntas a prepararla?

Para elaborarla, en caso que no tengas hecho el pisto, basta con cortar las verduras, rehogarlas, hidratar las placas, preparar la bechamel y montar la lasaña. ¿Fácil, verdad qué sí? Te quedará tan rica que hasta los peques de la casa querrán repetir.  ¡Qué la disfrutéis!

Si te gusta preparar lasañas sabrás que su versatilidad es infinita. Una de sus mayores ventajas es que se les puede agregar casi cualquier ingrediente de relleno. Lo único que tienes que tener en mente es que los sabores de los ingredientes sean equilibrados. Un buen ejemplo es esta lasaña de alcachofas y queso de cabra. ¡Pruébala!