Lasaña con fresones, rúcula y parmesano

Aunque la receta de hoy, lasaña con fresones, rúcula y parmesano podría parecer a primera vista un postre, no lo es para nada. Es un perfecto primer plato que te sentará genial si estás buscando un entrante refrescante, sabroso y altamente creativo.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Lasaña con fresones, rúcula y parmesano

  • PASO 1

    Hidrata las placas de lasaña, según las instrucciones del envase. Lava los fresones enteros, escúrrelos, elimina el pedúnculo y córtalos en cuartos. Corta el queso parmesano en virutas con la ayuda de un pelador de verduras.

  • Hidrata las placas de lasaña, según las instrucciones del envase. Lava los fresones enteros, escúrrelos, elimina el pedúnculo y córtalos en cuartos. Corta el queso parmesano en virutas con la ayuda de

    PASO 2

    Prepara la vinagreta mezclando el vinagre con el Avecrem y la pimienta en un bol, y vierte el aceite en hilo, batiendo con la ayuda de un tenedor. En el último momento, lava la rúcula rápidamente, escúrrela y mézclala con los fresones.

  • PASO 3

    En una fuente, pon una placa de lasaña y encima dispón la mezcla y rocía con la salsa vinagreta preparada y el parmesano. Vuelve a poner una placa y así sucesivamente hasta terminar. En la última placa, decora con queso parmesano y unos cuantos fresones.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Lasaña con fresones, rúcula y parmesano

El Truco: fresas aromatizadas

¿Buscas que la receta tenga un toque refrescante? Pues a la hora de cortar los fresones te recomendamos que los mezcles con un poco de hierbabuena picada. Y es que la verdad es que son dos ingredientes que combinan muy bien y que aportarán el frescor que tu lasaña necesita. ¡Pruébalo!

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Porque la verdad una lasaña con frutas, queso y verdura no es lo más habitual pero es que el resultado y la combinación de gustos es realmente espectacular.

Si te animas a prepararla te resultará muy sencilla de hacer. Solo tendrás que hidratar las placas de lasaña, cortar el queso y los fresones, y preparar la vinagreta con la que regarás los ingredientes. Después ya solo queda montarla y disfrutar de este plato tan rico. 

Disfrutar de creativos rellenos para nuestras lasañas es más fácil de lo que parece. Tan solo hace falta una buena idea, equilibrar los sabores y ¡voilà! Puedes disfrutar de platos como el de hoy o el de esta lasaña con compota de manzana y plátano.