Lasaña con compota de manzana y plátano

¿Quién dijo que solo las lasañas podían ser saladas? Pues lo cierto es que también quedan geniales en su versión dulce. Sí, sí como lo lees. Y si no te lo acabas de creer toma nota de esta receta: lasaña con compota de manzana y plátano.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Lasaña con compota de manzana y plátano

  • PASO 1

    Hidrata las placas de Lasaña Fácil El Pavo, según las instrucciones del envase. Pela las manzanas, retira los corazones y córtalas a trocitos. Ponlas en un cazo con 1/2 vaso de agua y la vainilla. Pon el cazo al fuego, lleva a ebullición y deja cocer durante unos 5 minutos con el cazo tapado.

  • PASO 2

    Retira del fuego y deja reposar unos 5 minutos. Pela y trocea los plátanos y ponlos en un cazo a parte con 1/2 vaso de agua. Cuece 5 minutos a fuego medio. Junta las dos compotas.

  • PASO 3

    En una fuente, pon una placa de lasaña cortada con un aro y extiende un poco de compota. Ve haciendo capas hasta finalizar. En la última placa, pon una capa fina de mermelada de manzana. Deja reposar en la nevera mínimo media hora antes de servir.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Lasaña con compota de manzana y plátano

El Truco: cómo descorazonar las manzanas

Cuando vayas a descorazonar las manzanas, si quieres hacerlo con más facilidad puedes utilizar un utensilio específico para ello. Aunque si no dispones de uno, un cuchillo puntiagudo y alargado te servirá. Lo primero que tienes que hacer es lavar y pelar la manzana. Después introduce el cuchillo por la parte inferior de la manzana, dejando medio centímetro de distancia de la punta negra. A continuación, realiza el corte alrededor, perforando la manzana de parte a parte, y empuja para retirar el corazón. 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Un postre con una pinta exquisita, que hará las delicias de tus invitados.

A su favor tiene también que es increíblemente fácil de hacer. Se hidratan las placas de lasaña, se cuecen a fuego lento las dos compotas de manzana y plátano con agua y azúcar y ya lo tienes todo para emplatar. Recuerda cortar en forma de redonda las placas de lasaña y dejarlo reposar en la nevera para que esté en el punto justo de frío. 

¿Qué te ha parecido esta lasaña dulce? Lo cierto es que es muy original, pero si tú eres de los que prefieres este plato típico italiano en su versión más tradicional te recomendamos la receta de lasaña de atún. ¡Riquísima!