Lasaña Alfredo

¿Eres una apasionado de la lasaña? En caso que así sea lo más probable es que busques nuevas maneras de hacerla, con ingredientes diferentes y creativas elaboraciones. Pues estás de suerte porque la lasaña Alfredo te va a encantar.Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Lasaña Alfredo

  • Descongela las espinacas, escúrrelas y ponlas en una sartén con ajo picadito, la mantequilla, y remueve hasta que estén tiernas. Salpimienta y reserva.

    PASO 1

    Descongela las espinacas, escúrrelas y ponlas en una sartén con ajo picadito, la mantequilla, y remueve hasta que estén tiernas. Salpimienta y reserva.

  • Prepara Mi Salsa Bechamel Gallina Blanca con la leche, siguiendo las instrucciones del sobre y sazónala añadiéndole nuez moscada. Mezcla la mitad con las espinacas y reserva el resto.

    PASO 2

    Prepara Mi Salsa Bechamel Gallina Blanca con la leche, siguiendo las instrucciones del sobre y sazónala añadiéndole nuez moscada. Mezcla la mitad con las espinacas y reserva el resto.

  • Cubre una bandeja de horno con una capa fina de bechamel, placas de Lasaña Fácil El Pavo, previamente remojadas, como indica el envase, las espinacas y el jamón de york encima, repite la operación mín

    PASO 3

    Cubre una bandeja de horno con una capa fina de bechamel, placas de Lasaña Fácil El Pavo, previamente remojadas, como indica el envase, las espinacas y el jamón de york encima, repite la operación mínimo 3 veces y cubre con el tomate y el parmesano.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Lasaña alfredo

El Truco: espinacas en su punto

Como en esta receta se utilizan espinacas congeladas, para que te queden bien debes descongelarlas primero y escurrirlas bien apretándolas con las manos. Así eliminarás gran parte de su agua y, cuando las pongas en la sartén con el ajo, se rehogarán en vez de hervirse. Y así tu plato estará mucho más sabroso. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Y no solo porque es distinta a las recetas más clásicas, si no porque también es rápida y fácil de hacer.

Y es que por un lado tienes que saltear las espinacas con los ajos para que cojan sabor, y mezclarlas luego con la mitad de la salsa bechamel. ¿Listo? Pues lo único que falta es acabar de montar la lasaña, intercalando las placas con la mezcla de espinacas, jamón york y bechamel. Recubre con salsa de tomate y parmesano, y ya puedes hornearlo. 

Las espinacas es quizá de las mejores verduras para añadir a nuestras lasañas. Si te apetece comprobarlo de nuevo te animamos a cocinar la receta de lasaña fácil con espinacas, verduras y salsa pesto.