helado de queso fresco con confitura de tomate

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer helado de queso fresco con confitura de tomate

  • PASO 1

    Lavamos los tomates, extraemos su jugo y los picamos en cuadraditos. Estos los metemos en el horno a 110 grados durante 20 minutos.

  • PASO 2

    Calentamos el jugo de los cuatro tomates con el azúcar, haciendo una especie de almíbar. Cuando hayamos acabado de hacer las dos cosas (cuadraditos del tomate y jugo), echamos los cuadraditos en el almíbar y les damos un hervor. La confitura se puede tomar tibia o fría.

  • PASO 3

    Retiramos todo (después del hervor) y se sirve en cuenquecitos o copas de helado (2/3 cucharadas). Encima ponemos una o dos bolas del helado de queso fresco.

  • PASO 4

    Si no encontramos helado de queso fresco, lo podemos hacer con nata líquida (para montar) y queso fresco de untar, con algo de azúcar. Se bate todo en la batidora o con turmix, se calienta al fuego dos minutos aproximadamente, hasta que rompa a hervir. Se deja enfriar y, posteriormente, se reparte en un tupper o recipiente y directo al congelador. Si gusta, para que no quede tan concentrado, se puede incorporar algo de leche.

Valora esta receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online