Filetes de ternera con calabacín

La carne es un alimento indispensable en nuestra alimentación, aunque muchas veces la preparamos de la misma forma. Con tan solo cambiar los acompañamientos o las salsas podemos crear muchos platos distintos que tengan la carne como protagonista.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Filetes de ternera con calabacín

  • PASO 1

    Corta las rodajas de carne de ternera en porciones de unos 5 cm cada uno. Pásalas por el pan rallado, luego por el huevo batido y luego otra vez por el pan.

  • PASO 2

    Lava y limpia los calabacines y córtalos en tiras.

  • PASO 3

    Saltea los calabacines en aceite. Escúrrelos y resérvalos. Haz lo mismo con los filetes de ternera.

  • PASO 4

    Preparara la marinada: dora en aceite de oliva la cebolla roja finamente cortada y añade las hierbas picadas. A continuación, añade la sal y la pimienta.

  • PASO 5

    Después de unos minutos, agrega el vino blanco y el vinagre de manzana, y deja que se evapore durante unos minutos. Apaga y vierte la mezcla sobre el calabacín y las lonchas de carne de ternera.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Filetes de ternera con calabacín

El Truco: evita que se doble la carne al cocerla

Para evitar que la carne se doble sobre sí misma durante la cocción, hazle unos pequeños cortes antes de cocinarla. Así te quedará plana y con una buena presentación.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

 

En esta receta verás que preparamos la carne de forma muy sencilla, aunque después la condimentamos con distintos ingredientes. Este simple paso hace el plato más original y apetecible ¿no te parece? El resultado de la carne con calabacines y un marinado es espectacular. Anímate a prepararlo, ¡seguro que te queda genial!

Usa tu imaginación para crear nuevas salsas y acompañamientos para tus carnes. Por ejemplo, con ingredientes parecidos a las de ésta receta, puedes hacer un fantástico tartar de carne con calabacín y semillas de amapola. ¡Toda una delicia!