Crema de pepino a las finas hierbas

Si hay una hortaliza estrella del verano es, sin duda, el pepino. Refrescante y ligero, nos hidrata y nutre en platos como ensaladas, sopas y cremas frías. Porque lo mejor es comerlo crudo y sin cáscara para disfrutar de todo su sabor y de sus propiedades.Ver más...

  • > 60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Crema de pepino a las finas hierbas

  • Corta los pepinos en 4 trozos a lo largo. Quita las semillas.  Coge cada trozo de pepino y córtalo en forma de rectángulos pequeños.  Añádeles sal y deja que maceren 2 horas como mínimo en un colador.

    PASO 1

    Corta los pepinos en 4 trozos a lo largo. Quita las semillas. Coge cada trozo de pepino y córtalo en forma de rectángulos pequeños. Añádeles sal y deja que maceren 2 horas como mínimo en un colador.

  • Cortar la chalota en rodajas y triturar el ajo.

    PASO 2

    Corta la chalota en rodajas y tritura el ajo. Bate el requesón y añade la crema de leche. Vierte la leche, agrega el ajo, la chalota, el comino, el pimentón y el Avecrem Dúo Legumbres Estofadas desmenuzado, y al final, los pepinos. Salpimienta.

  • Taparlo y dejarlo en reposo 2 horas en la nevera.

    PASO 3

    Tápalo y déjalo en reposo 2 horas en la nevera. Pon la crema en los platos. Decora con el pimiento rojo, las olivas negras, unas cuantas hojas de perifollo y una pizca de pimentón dulce.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de pepino a las finas hierbas

El Truco: un toque picante

Si quieres redondear tu receta antes de servir la crema de pepino añade un pequeño trozo de raíz de jengibre rallado. De esta manera le darás un sabor ligeramente picante que quedará genial. ¡Atrévete!

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Hoy te proponemos prepararlo en esta crema de pepino a las finas hierbas.

Una receta sencilla que destaca por utilizar ingredientes deliciosos como el requesón, crema de leche, chalotas, comino y pimentón. Su secreto es que se sirva bien fría y para eso es necesario que repose unas horas en la nevera. Así cuando vuelvas de la playa podrás disfrutarla decorada con pimiento rojo, olivas negras, perifollo y pimentón dulce. 

Si otro día te apetece probar qué tal queda el pepino en una sopa bien fría y apetitosa te recomendamos cocinar la sopa fría de pepino con yogur. El toque del limón y las cebolletas es perfecta para los días de buen tiempo.