Crema de calabacín

Saber conquistar a nuestros invitados con un primer plato sencillo y delicioso es ideal para empezar bien una velada. Y si además es sano y ligero, ¡mejor que mejor! Es por ello que hemos preparado para ti esta receta de crema de calabacín.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 1 persona

Ingredientes

Cómo hacer Crema de calabacín

  • Sofríe en una cazuela con 1 cucharada de aceite de oliva el ajo, la cebolla, el puerro y la zanahoria. Todo ello limpio, pelado y cortado en juliana (tiras finas).

    PASO 1

    Sofríe en una cazuela con 1 cucharada de aceite de oliva el ajo, la cebolla, el puerro y la zanahoria. Todo ello limpio, pelado y cortado en juliana (tiras finas). Una vez pochadas estas hortalizas, añade el calabacín troceado.

  • Cuando todo el conjunto está bien pochado, cubre con Caldo de Verduras Gallina Blanca y dejar que hierva durante 30 minutos.

    PASO 2

    Cuando todo el conjunto está bien pochado, cubre con Caldo de Verduras Gallina Blanca y dejar que hierva durante 30 minutos. Después, tritúralo todo con una batidora.

  • PASO 3

    Pela las pipas de calabaza, tostarlas en una sartén antiadherente sin aceite. Sirve decorando por encima de la crema de calabacín con un poco de perejil fresco.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de calabacín

El Truco: los mejores calabacines

Los calabacines finos son los mejores para preparar cremas ya que tienen menos semillas y su sabor es más potente. Pero estos, cuando los cortamos, acostumbran a tener un líquido pegajoso en su interior, así que te recomendamos que los limpies con agua después de haberlos troceado.

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

¡No te la puedes perder! ¿La descubrimos?

Cada cocinero tiene su forma de cocinar la típica receta de calabacín y, nosotros, te damos nuestros trucos para que te quede perfecta. En esta ocasión, hemos añadido otras verduras que le dan un toque de sabor, como la cebolla, la zanahoria o un poco de ajo. ¡Verás que rica te queda! ¡Te animamos a probarla!

Lo mejor de las cremas de calabacín es que se pueden servir tanto frías como calientes. Esto las convierte en un plato atemporal ideal para combatir el calor del verano y el frío del invierno. ¿Quieres descubrir otra receta con las mismas características pero con un toque distinto? No te pierdas esta receta de crema de calabacín con pulpitos. ¡Sofisticada y deliciosa!