Costilla de cerdo con castañas

Pocas cosas hay más ricas en invierno que comer un buen guiso, con variedad de ingredientes, reposado y con mucho sabor. Por eso, hoy te invitamos a probar el de costilla de cerdo con castañas. Elaborado principalmente con carne de cerdo,Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • 100% natural, sabor casero

Cómo hacer Costilla de cerdo con castañas

  • PASO 1

    Pon las castañas en remojo toda la noche en agua fría, lávalas y ponlas a cocer a fuego suave en una cazuela tapada durante al menos 2 horas.

  • PASO 2

    En otra cazuela, fríe la costilla salpimentada y las salchichas. Reserva. Con el mismo aceite elabora un sofrito con la cebolla bien picada. Cuando haya cogido color, añade el tomate pelado y picado. Cuando esté bien confitado, vuelve a poner la costilla y las salchichas, así como el caldo. Deja cocer unos 10 minutos.

  • PASO 3

    Pica los ajos en un mortero y agrega el pan seco remojado en leche. Haz una masa y júntala con la carne picada. Haz albóndigas, enharínalas y fríelas. Añádelas a la cazuela con la costilla y las salchichas y pon también las castañas. Pon a punto de sal y, si hace falta, añade un poco más de caldo. Deja cocer unos 15 minutos más. Deja reposar unas horas, si es posible.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Costilla de cerdo con castañas

El Truco: agiliza el sofrito

Una forma de agilizar el sofrito con cebolla es empezar a cocerla con un chorro de agua tapando el cazo. Así la coceremos al vapor, y cuando ya esté cocida ya la puedes destapar, añadir el aceite y acabar de sofreírla evaporando el agua.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

además de la costilla también lleva salchichas y carne picada para hacer unas albóndigas.

Los otros protagonistas del plato son las castañas, un fruto seco muy otoñal que al estar seco podemos disfrutarlo en cualquier momento del año para hacer comidas tan estupendas como esta. El plato de hoy tampoco sería lo mismo sin el apetitoso sofrito que lo acompaña. Déjalo reposar unas horas después de hacerlo y ya verás lo bueno que queda. 

Al igual que los guisos los estofados también son ideales para los días de frío y cuando nos apetece comer un sustancioso plato de cuchara lleno de sabores y muy completo. Aquí tienes la versión de costillas de cerdo estofadas acompañadas esta vez con repollo.