Carpaccio de calabacín y atún

Si bien el carpaccio más conocido es el de ternera o buey, esta técnica de cocina sirve casi para cualquier tipo de carne (cordero, pato, pies de cerdo); pescados (bacalao, atún); e incluso frutas como la piña.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Carpaccio de calabacín y atún

  • Lava bien los calabacines y córtalos en láminas finas.

    PASO 1

    Lava bien los calabacines y córtalos en láminas finas.

  • Marina los calabacines cortados durante 10 minutos en una vinagreta preparada con aceite de oliva virgen extra, 1 pastilla de Avecrem Caldo de Pollo  desmenuzada, jugo de limón, sal y pimienta.

    PASO 2

    Marina los calabacines cortados durante 10 minutos en una vinagreta preparada con aceite de oliva virgen extra, 1 pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada, jugo de limón, sal y pimienta.

  • Escurre el atún y tuesta los piñones. Prepara el carpaccio alternando las láminas de calabacín con el atún. Condimenta con la vinagreta y decora el plato con los piñones tostados.

    PASO 3

    Escurre el atún y tuesta los piñones. Prepara el carpaccio alternando las láminas de calabacín con el atún. Condimenta con la vinagreta y decora el plato con los piñones tostados.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Carpaccio de calabacín y atún

El Truco: marinar los calabacines

La clave para que este plato sea muy sabroso es el marinado. Después de haber cortado el calabacín en láminas y antes de preparar el carpaccio, marínalo durante diez minutos en una vinagreta preparada con sal, pimienta, jugo de limón y aceite de oliva virgen extra. 

El truco: marinar los calabacines
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Para que pueda ganarse el nombre de carpaccio se deben cortar los alimentos en láminas muy finas y se los aliña crudos con una vinagreta bien condimentada. 

Este plato italiano, debe su nombre al pintor veneciano Vittore Carpaccio, y te lo presentamos hoy en una de sus variadas interpretaciones, con calabacines. Puedes usar un cortador de verduras o una mandolina para que queden bien finos y decantarte por calabacines pequeños que te facilitarán la tarea.

La técnica culinaria de marinar se utilizaba antiguamente para conservar alimentos y es ideal para que nuestros platos sean todo sabor. Se aplica sobre todo en carnes y pescados, pero en este caso lo empleamos en los calabacines. ¡Verás que resultado!