Caracoles con Jamón

Los caracoles son de esos alimentos que pueden generar rechazo a la hora de consumirlos. Pero si no eres aprensivo y eres de aquellos que les encanta un buen plato de caracoles, esta receta te va a entusiasmar.Ver más...

  • > 60 min
  • Media
  • 4 personas
Caracoles con Jamón

Ingredientes

Cómo hacer Caracoles con Jamón

  • Pon los caracoles en una cazuela con agua tibia, el tomillo y la sal. Deja que empiecen a salir de la cáscara y justo en ese momento sube el fuego y deja hervir el agua. Escúrrelos y ponlos de nuevo a

    PASO 1

    Pon los caracoles en una cazuela con agua tibia, el tomillo y la sal. Deja que empiecen a salir de la cáscara y justo en ese momento sube el fuego y deja hervir el agua. Escúrrelos y ponlos de nuevo a hervir con agua limpia, durante alrededor de media hora. Una vez cocidos, cuélalos y escúrrelos. Resérvalos.

  • Echa en una cacerola el Sofrito de Tomate y Cebolla Gallina Blanca. Añade la guindilla, el jamón y el chorizo cortado en trozos grandes.

    PASO 2

    Echa en una cacerola el Sofrito de Tomate y Cebolla Gallina Blanca. Añade la guindilla, el jamón y el chorizo cortado en trozos grandes.

  • Agrega los caracoles al sofrito, moja con el vino y añade los vasos de agua, una pizca de sal y la pastilla de Avecrem. Deja cocer tapado durante 30 minutos.  Una vez listos, ya puedes servirlos.

    PASO 3

    Agrega los caracoles al sofrito, moja con el vino y añade los vasos de agua, una pizca de sal y la pastilla de Avecrem. Deja cocer tapado durante 30 minutos. Una vez listos, ya puedes servirlos.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Caracoles con jamón

El Truco: cocer caracoles

Te puede ocurrir que al cocer los caracoles estos se salgan de la olla al hervir. Pero para evitarlo hay un truco muy fácil: sencillamente unta el borde de la olla con zumo de limón.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Lo que la diferencia de otras es que tiene un gusto picantito muy particular gracias a la guindilla y al sabor del chorizo y el jamón.

Es un plato, eso sí, que requiere algo de tiempo para cocer bien los caracoles y después guisarlos junto con el sofrito, el vino y la pastilla de Avecrem. Aunque la espera merece la pena, ya que el resultado es todo un platazo de caracoles. ¡Atrévete a prepararlos y cuéntanos qué tal te han salido!

¿Repetimos? Puedes variar la forma de cocinar los caracoles, ya que tienen muchos usos culinarios desde la época de los romanos. ¿Qué te parece, por ejemplo, esta receta de conejo con caracoles?