Berenjenas juveniles

¿Sabías que la berenjena procede de la India y que se lleva cultivando desde más allá del año 2.000 a.C? Desde entonces esta hortaliza de color vivo se ha hecho un hueco muy importante en la dieta mediterránea y está presente en muchos platos como la samfaina en Catalunya,Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Berenjenas juveniles

  • Parte las berenjenas a cuadraditos sin pelar. Fríe y escurre.

    PASO 1

    Parte las berenjenas a cuadraditos sin pelar. Fríe y escurre.

  • Haz un sofrito de cebolla y pimiento muy picadito, añade las salchichas y un poco de orégano.  A continuación, agrega las cucharadas de Tomate Frito Gallina Blanca y las berenjenas que teníamos reserv

    PASO 2

    Haz un sofrito de cebolla y pimiento muy picadito, añade las salchichas y un poco de orégano. A continuación, agrega las cucharadas de Tomate Frito Gallina Blanca y las berenjenas que teníamos reservadas.

  • Pasa a una fuente de horno, cubre con Mi Salsa Roquefort (sigue instrucciones del sobre). Gratina.

    PASO 3

    Pasa a una fuente de horno, cubre con Mi Salsa Roquefort (sigue instrucciones del sobre). Gratina.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Berenjenas juveniles

El Truco: berenjenas que no pican

Las berenjenas en algunas ocasiones pueden resultar un poco picantes. Para que eso no pase y asegurarte que tendrán un sabor suave, una vez abiertas por la mitad sumérgelas en agua con sal durante una media hora. De esta forma, conseguirás que se "purgen", perderán parte de su agua de vegetación y, por tanto, parte de su posible sabor picante. 

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

la mousaka en Grecia o la caponata en Italia.

Pero como puede que los más pequeños de la casa les cueste comer esta verdura de tan característico sabor te proponemos una receta que les entusiasmará: berenjenas juveniles. Ya verás como disfrutarán de este plato de berenjenas con salchichas, Tomate Frito Gallina Blanca y Mi Salsa Roquefort. ¡Está buenísimo!

Otra manera de introducir la verdura a tus hijos puede ser preparando platos donde el sabor quede algo camuflado. Por ejemplo, en unas berenjenas rellenas de carne de cocido desmigada y sofrito, y gratinadas con queso rallado.