Bacalao con Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca

Sin duda, el bacalao es uno de los pescados más apreciados en nuestra cocina. Y prueba de ello es que está presente en infinidad de platos de nuestro recetario. Su sabor suave, el bajo contenido en grasas y su alto valor biológico, ya que es rico en minerales lo hacen una opción ideal para mayores y pequeños.Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Bacalao con Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca

  • En una sartén con un poco de aceite, fríe el bacalao previamente enharinado y reserva.

    PASO 1

    En una sartén con un poco de aceite, fríe el bacalao previamente enharinado y reserva.

  • En la misma sartén, sin el aceite de freír, vierte el bote de sofrito y calienta un poco, añade el bacalao frito, deja que se mezclen los sabores y sirve de inmediato.

    PASO 2

    En la misma sartén, sin el aceite de freír, vierte el bote de sofrito y calienta un poco, añade el bacalao frito, deja que se mezclen los sabores y sirve de inmediato.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Bacalao con sofrito de tomate y verduras gallina blanca

El Truco: bacalao desalado

Aunque puedes conseguir el bacalao desalado también puedes desalarlo tu en casa para que así quede en el punto de sal que te guste más. Para ello, es preciso que lo laves con agua abundante para eliminarle la sal que le cubre. Después ponlo en remojo con agua fría y con la piel hacia abajo y guárdalo en la nevera. Recuerda cambiarle el agua cada 20 minutos aproximadamente hasta que le encuentres el punto de sal.

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Eso sí no es un pescado económico, por lo que, si puedes darte el gusto una receta que te encantará y más al saber que es súper sencilla y en la que no tardarás más de media hora es la de: Bacalao con Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca. Y es que tan solo tienes que freír el bacalao y mezclarlo con la salsa de sofrito. Fácil y sano.

Aunque, obviamente, existen recetas más complejas con este pescado, la verdad es que no hace falta complicarse mucho en la cocina para sacarle el máximo partido. Otra receta sencilla y apetitosa, por ejemplo, es la de bacalao a la miel