Arroz a Mi Estilo

  • > 60 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Arroz a Mi Estilo

  • PASO 1

    Se pone a hervir agua en un cazo y se le echan los tomates durante un minuto para poder separar la piel sin dificultad. Después de quitarles la piel, los trituras. Corta la cebolla muy pequeña. Pela los ajos y los cortas muy pequeñitos. Corta las alitas de pollo por las articulaciones. En la paella donde vas a hacer el arroz, pon un poco de aceite de oliva y lo dejas que se caliente. Una vez caliente, echa con cuidado la cebolla picada, los ajos y el pimiento rojo cortado a trozos pequeños. Añade un poco de sal y remueve constantemente a fuego medio.

  • PASO 2

    Una vez veas que la cebolla empieza a estar frita, añade el tomate removiendo al mismo tiempo. Cuando el tomate empiece a adquirir un color ocre, añade un poquito de azúcar para eliminar el grado de acidez. En este momento puedes añadir los guisantes congelados. También es el momento de añadir las hierbas provenzales o el orégano. Lo que más te guste. Por supuesto, puedes poner las dos cosas. Pero con moderación. No pongas mucha cantidad de estos condimentos, ya que provocarías que ocultasen el sabor de el resto de los ingredientes. Normalmente, una cucharita de Café rasa, es la medida aconsejada. Déjalo cocer hasta que veas que todo se convierte en una pasta homogénea y observes que la cebolla ha adquirido una textura transparente. Recuerda que debes hacerlo a fuego medio, removiendo en círculos lentos y empezando en el sentido contrario a las agujas del reloj. O sea, de izquierda a derecha en intervalos de dos minutos. Cada dos minutos aprox. Cambia de sentido y remueve en el sentido de las agujas del reloj. O sea, de derecha a izquierda. Cuando termines con esto, lo apartas del fuego sin sacarlo de la paella. Lo reservas. Pon a freír las alitas de pollo troceadas en otro utensilio que no sea la paella donde tienes el sofregit (sofrito). Antes las habrás salpimentado. Fríelas hasta que queden doradas, pero no del todo hechas. Cuando termines esto, las reservas en un plato y fríes la costilla de cerdo, igualmente salpimentada.

  • PASO 3

    Bueno, ahora viene lo más importante y delicado. Sigue los pasos con atención. Recuerda que la cocina es un arte. Tienes la paella donde vas a preparar el arroz, con lo que llamamos el sofregit ya preparado. O sea, el tomate, la cebolla, los ajos, el pimiento y los guisantes. Todo ello mezclado y cocinado. Ponlo otra vez en el fuego y deja que se caliente bien. Es el momento de añadir el arroz. Lo mezclas todo procurando conseguir una masa. Ahora mezcla medio litro de agua caliente con el medio litro del caldo de pollo que también debe estar caliente. Pruébalo con una cuchara y si crees que le falta algo de sal, se la añades. Pero con cuidado no te quede fuerte de sal, ya que el resto de ingredientes soltarán la sal durante la cocción y puede quedarte pasado. Ahora añade el agua con el caldo muy despacio. Más o menos la mitad. O sea medio litro. Remuévelo todo bien y añade el pollo y la costilla. Mézclalo todo bien. A partir de este momento esto tiene que cocerse 15 (quince) minutos. Ni uno más ni uno menos. Controla en todo momento no quedarte sin líquido durante la cocción, esto es importante. Le vas añadiendo la mezcla del caldo y el agua, según lo veas oportuno. Pero tampoco te pases, no te puede quedar una sopa. Remueve de vez en cuando procurando que no se te quede pegado el arroz en la paella y, sobre todo, controla el líquido. Más o menos a media cocción, pruébalo. Asegúrate de que está bien de sal.

  • PASO 4

    Transcurridos los quince minutos, apártalo del fuego, tápalo con un trapo de cocina y deja reposar 2 minutos. Ya lo puedes servir. Que tengas un buen provecho y gran éxito.

Valora esta receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online