Albóndigas de sepia en su tinta

Uno de los platos más populares de las costas de Cádiz y Huelva son las albóndigas de choco. El choco es el nombre que se le da a la sepia en esta zona y que da lugar a muchas recetas deliciosas. La que te presentamos hoy, albóndigas de sepia en su tinta,Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Albóndigas de sepia en su tinta

  • PASO 1

    Limpia las sepias reservando el cuerpo, prescindiendo de las patas y la cabeza (que podemos congelar para otros usos). Pasa las colas de gamba por la sartén a fuego fuerte, para que cojan aromas pero queden crudas por dentro. Pica la sepia, las colas, el ajo y el perejil. Mezcla la carne de sepia, el ajo y el perejil con el huevo. Pon pimienta y trabaja con una cuchara para tener una masa compacta. Con ella elabora albóndigas y fríelas en aceite caliente. Reserva.

  • PASO 2

    Para la salsa, confita la cebolla picada en un cazo con un poco de aceite, muy lentamente. A parte, diluye el Avecrem en un poco de aceite caliente. Añade la cebolla y la tinta de la sepia diluida en un poco de vino. Deja cocer a fuego lento unos 5 minutos. Pasa la salsa por el colador chino y añade a las albóndigas.

  • PASO 3

    Como acompañamiento, puedes hacer arroz hervido o un poco de pasta.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Albóndigas de sepia en su tinta

El Truco: la carne de la sepia bien tierna

Una manera de que la carne de la sepia no quede dura es congelarla. La razón es que los congeladores caseros afectan a la textura de los alimentos, ya que los cristales de hielo que se producen rompen las fibras de los alimentos. Así que la próxima vez que cocines con alimentos cuya carne es dura, como es el caso de las carnes de caza así como cefalópodos (calamar, sepia y, sobretodo, el pulpo) tenlo presente. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

es una versión de la tradicional, muy sencilla y rápida de hacer, y, como no, muy sabrosa. 

Además resulta una manera original y divertida de comer pescado. Así que si no te gustan mucho los alimentos del mar esta receta te viene genial ya que es parecida a las clásicas albóndigas de carne solo cambiando el ingrediente principal. Te recomendamos que hagas albóndigas de más, ya que son perfectas para llevarlas en el tupper al trabajo.

 

Al ser un plato tan versátil las albóndigas se pueden preparar con una gran variedad de ingredientes. Más allá de la carne y el pescado también puedes hacerlas con verduras. Toma nota de la estupenda receta de albóndigas de alcachofas