acelgas rehogadas con tomate y patatas fritas

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 2 personas

Ingredientes

Cómo hacer acelgas rehogadas con tomate y patatas fritas

  • PASO 1

    Separar las hojas de acelga limpias y pasarlas por agua hirviendo salada. Este proceso se llama blanqueado y permite quitar la rigidez de los vegetales sin que pierdan sus propiedades naturales de vitaminas y minerales. Cortar la cocción en agua con hielo. Escurrir muy bien y reservar.

  • PASO 2

    Cortar las patatas peladas en rodajas finas y freír en aceite bien caliente. Escurrir sobre papel.

  • PASO 3

    Calentar el aceite de oliva en una sartén y echar los dientes de ajo fileteados para que desprendan su perfume. Incorporar las acelgas blanqueadas, escurridas y picadas.

  • PASO 4

    Cortar el tomate en cubos pequeños, sin piel ni semillas, y agregar a la preparación anterior dos o tres cucharadas de caldo preparado con Avecrem Caldo de Verduras -30% de sal. Rectificar la sazón. Es importante tener cuidado con la sal, ya que el caldo aporta sabor a la preparación y a medida que se consume concentra más los condimentos.

  • PASO 5

    Una vez que se evaporó el líquido, incorporar las patatas fritas, mezclar y servir

  • PASO 6

    La combinación de las patatas crujientes con la untuosidad de las acelgas y el tomate puede resultar novedosa. No así en la cocina japonesa, donde es habitual esta mezcla de texturas. Bien vale la pena animarse y probar esta versión de acelgas rehogadas con tomate y patatas fritas. Como se trata de una cena ligera, es un plato que va muy bien con alguna bebida a base de zumo natural de frutas de estación, o una limonada con 1 parte de limón por 5 de agua.

Valora esta receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online