¡Reequilibra tu dieta!

Consejos para recuperar un estilo de vida saludable

Reequilibra tu dieta

7 Votos | 0 comentarios

Después de las fiestas navideñas, donde muchos de nosotros hemos cometido excesos, en muchas ocasiones volvemos con algún kilo de más. En enero, llega el momento de volver a la normalidad y recuperar los buenos hábitos alimentarios y un estilo de vida saludable. ¿Quién no ha iniciado el año, con nuevos propósitos para recuperar su peso y lograr un mejor bienestar?  Pues aquí estamos para ayudar, con 10 consejos clave para volver a reequilibrar tu dieta:

1. Evita las “dietas milagro”: durante todo el año, y especialmente después de la Navidad y antes del verano, aparecen todo tipo de dietas que prometen resultados espectaculares en poco tiempo. Recuerda que los profesionales sanitarios desaconsejan la realización de este tipo de dietas.

2. Recupera la alimentación saludable:  vuelve a la alimentación variada y equilibrada y evita comer en exceso. No olvides mantener unos horarios fijos en tus comidas y comer 5 veces al día, así podrás controlar mejor tu apetito. 

3. Consume frutas y verduras, como mínimo 5 veces al día: ¡Es muy fácil! Por ejemplo 3 piezas de fruta y 2 raciones de verdura al día (se aconseja una cocida y la otra cruda). Frutas y verduras son nuestros aliados de salud más potentes, además de ser ricos en antioxidantes, vitaminas, minerales, y fibra, que nos ayuda a regular nuestro apetito, contienen un aporte calórico, en general, muy bajo.

En general, nos alejamos de consumir verduras porque las asociamos con platos insípidos y poco apetitosos. Nada más lejos de la realidad, las verduras pueden ser tan poco gustosas como la carne, ya que depende de cómo las cocinemos. Una opción que siempre funciona es combinarlas con otro alimento de sabor intenso, como el marisco, en una menestra con gambas, un plato fácil y sano; o  un salteado de pimiento y brócoli y si a las verduras le añadimos huevos... mmhhh Revuelto de acelgas light una delicia.


Aunque también puedes comerlas solas, y en este caso, lo mejor es combinar varias de ellas, brócoli, zanahorias, apio, cebolla…saltearlas y cocinarlas con un buen sofrito. Si te gusta la idea, te recomendamos este guiso de verduras, un apetitoso pisto con el que podrás cuidarte y reequilibrar tu dieta. 

4. Elige alimentos con fibra: Después de días de excesos, en los que se ha comido más de la cuenta y se ha ingerido excesos de grasa y azucares, es hora de volver a las pautas saludables, una de ellas es incorporar fibra en nuestra dieta. La fibra está presente en alimentos de origen vegetal, sobre todo, cereales integrales, legumbres, y también en frutas y verduras. Entre otros beneficios, la fibra nos ayudará a controlar los niveles de glucosa en sangre, reducir el colesterol, aumentar el tránsito intestinal y a controlar el peso.

Además del arroz, intenta introducir en tu dieta otros cereales menos consumidos como el cebada, la avena, el mijo… tu cuerpo y tu paladar te lo agradecerán. Así que déjate sorprender por este pastel de cebada y lentejas, súper nutritivo ya que combina cereales y legumbres en un plato creativo al 100%. 
Otra receta para aprovechar al máximo este binomio tan saludable es una sopa de de legumbres y cereales, elaborada con variedad de ellos como la espelta, el mijo y las lentejas, y con el toque aromático de la salvia. Pero si quieres un plato con algo más de carácter y donde se potencie el gusto, entonces te encantará esta cazuela de legumbres al curry. Una receta sana y a la vez exótica y con un punto picante.

 

5. Reduce las grasas: Opta por comer menos grasa y escoger grasas saludables como la grasa que se encuentran en los pescados “azules” (sardina, boquerón, salmón…) o el aceite de oliva. Por ejemplo, un plato que gustará a grandes y pequeños son estas sardinas rellenas con variedad de hierbas y pan rallado, muy mediterráneo. 

Y si eres más de salmón, opta por cocinarlo con una técnica que conserve sus propiedades como el marinarlo con sal, aceite, azúcar y eneldo. De esta manera, ya lo tendrás listo para preparar canapés, montaditos, arroces…lo que más te apetezca, el resultado siempre será sorprendente ya lo verás. Otro de los pescados azules más conocidos y apreciados es el atún, así que por qué no prepararlo en un carpaccio de calabacín y atún con una vinagreta bien condimentada.

6. Si en alguna ocasión no puedes evitar el picoteo. ¡elige snacks saludables!: En muchas ocasiones se nos hace imposible evitar comer fuera de horas y esto puede sabotear nuestro plan para perder peso. Por ello, en aquellos momentos en que no podemos evitar levantarnos e ir a por algo para comer, podemos elegir un snack saludable como un puñado de frutos secos, una pieza de fruta o unos copos integrales de avena. 

7. No olvides el desayuno: pensar que no desayunar te ayudará a perder peso, es un error. Desayunar te aportará la energía suficiente para afrontar el día. Recuerda que tu desayuno debe estar compuesto por un lácteo, un cereal y una fruta. Opta por lácteos desnatados y cereales integrales ¡te ayudarán a controlar tu peso!

8. Lleva una vida activa: recuerda que ir andando a trabajar, salir a pasear o incluso tomar un café mientras caminas contribuye a llevar una vida activa. ¡Cada pequeña acción cuenta!

9. Bebe agua: esta ha de ser tu principal bebida. No te aporta calorías y te ayudará a mantenerte hidratado.

10. Combina la alimentación saludable con el ejercicio físico: para alcanzar un peso saludable la clave está en una alimentación variada y equilibrada acompañada de la realización de actividad física de forma habitual. Si no podemos hacer deporte, al menos, deberíamos caminar a paso ligero un mínimo de 30 minutos al día.

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate