Recetas Ensaladas de garbanzos

33 recetas

Te enseñamos a preparar ensaladas de garbanzos muy fáciles, que sólo te tomarán unos minutos hacerlas. Este tipo de legumbre da mucho juego para mezclarla con lechuga, verduras, tomates y diferentes tipos de carne de acuerdo a nuestra imaginación o gusto.

Al ser una legumbre muy consistente, provoca sensación de saciedad por lo que algunas personas suelen comer los garbanzos en ensalada como plato único y acompañado de salsas o vinagretas ligeras. Descubre la variedad de recetas que te proponemos en esta sección, estamos seguros que te van a encantar.

Cómo hacer una ensalada de garbanzos deliciosa

¿Sabías que el garbanzo es una de las legumbres más antiguas? De hecho, su uso ya se daba en tiempos prehistóricos, y también fue muy popular en el antiguo Egipto y como plato de sustento en el tiempo de los romanos. Aunque pueda parecer que de garbanzo solo existe una sola variedad, lo cierto es que existen más tipos de los que nos imaginamos.

Por ejemplo, existe el garbanzo castellano que tiene un tamaño bastante grande y un color amarillo muy particular, y es el que consumimos más en nuestro país. Otra variedad que podemos encontrar es el garbanzo blanco, también de tamaño grande pero más alargado y de un color más blanco. O el garbanzo pedrosillano más pequeño y redondo, cultivado en Andalucía, Castilla-León y Castilla-La Mancha.

Por otro lado, los mayores productores de garbanzo son India y Pakistán, pero también alcanzan cifras de cultivo considerable países orientales como Turquía o Nepal. No es extraño que el cultivo de esta legumbre sea tan extensivo ya que es altamente nutritiva. Es rica en hidratos de carbono, proteínas, lípidos y fibra. Además de folatos, vitamina B1, calcio, potasio, fósforo, hierro y magnesio.

Más allá de sus ventajas nutritivas los garbanzos ofrecen muchas posibilidades en la cocina y están presentes en muchísimos platos como, por ejemplo, el de esta sección: ensalada fría de garbanzos. Aunque también los encontramos en sopas y guisos. Todas las recetas que encontrarás aquí son muy sencillas y deliciosas, quizá lo que te llevará más tiempo es cocer los garbanzos, pero mientras se hacen puedes ir preparando otras elaboraciones para la ensalada.

A la hora de cocer los garbanzos una opción recomendable es meterlos en una red antes de ponerlos a hervir en la olla. Con esto evitaremos que se rompan y se despellejen. Previamente deberemos haberlos dejado remojar durante varias horas antes de utilizarlos. La cocción de los garbanzos se puede alargar hasta casi una hora, así que si quieres acortar el tiempo una buena opción puede ser usar una olla a presión. Un truco para que te queden bien tiernos es que cuando los pongas a remojo añadas una cucharada de bicarbonato en el agua. ¡Pruébalo!

Pero si no tienes casi nada de tiempo entonces te recomendamos hacer la ensalada de garbanzos de bote, de esta manera la legumbre ya está cocida y lista para usar en un apetitoso plato.

Recetas de ensalada de garbanzos fría

Este plato es súper refrescante, ideal para el verano, pero si te gusta no hay problema en disfrutarlo el resto del año, siempre queda bien. Para prepararlo lo primero que debes hacer es picar la cebolleta muy pequeña y ponerla en un bol. A continuación, añade el vinagre, el aceite de oliva, el Avecrem y prepara la vinagreta, batiéndola bien. Después ya puedes picar los tomates, la lechuga, las aceitunas, el huevo, los pepinillos y el pimiento lo más pequeño posible. Por último, en un bol junta los garbanzos, ya sean cocidos en casa o de bote, con el resto de ingredientes y remover para que queden bien aliñado.

¿Qué te ha parecido fácil y deliciosa verdad? Pues ahora te invitamos a descubrir otra versión que te va a encantar: ensaladas de garbanzos y atún. Es muy completa y sabrosa, ideal para cuando tenemos que comer fuera de casa y queremos llevarnos un plato nutritivo y energético.

Ya verás que sencilla es de hacer. Lo primero es picar la cebolla y cortar el tomate en rodajas finas. Después ya puedes escurrir el atún y cortar los huevos duros. Después ya podemos preparar la vinagreta con aceite de oliva, vinagre, el Avecrem y pimienta. Por último, solo queda mezclar todos los ingredientes en un bol junto con los garbanzos, aliñar y disfrutar de este riquísimo plato.

Como ves agregarle un toque de pescado a tu ensalada puede convertirla en un plato más completo y sabroso. Para acabar de convencerte también te invitamos a probar la ensalada de garbanzos con bacalao. La tendrás lista en un visto y no visto y ¡seguro que repites! Lo primero es cortar los pimientos, el pepino, los tomates y la cebolla a daditos pequeños, así como también la remolacha cocida. Vierte todas las verduras en bol. Después corta el bacalao a tiras finas y escurre los garbanzos cocidos. Mezcla en un bol el bacalao, las verduras y las aceitunas, y añade el Avecrem desmenuzado, mezcla bien y aliña con vinagre y aceite de oliva virgen. Sírvelo en un plato decorado con un poco de cebollino cortado a rodajas finas.

Y si en vez de pescado quieres utilizar otro ingrediente para darle un toque distinto puedes poner, por ejemplo, unos taquitos de pavo o jamón, añadirle picante con una cucharadita de curry en polvo, frutos secos, cuscús, arroz… Deja volar tu imaginación y versiona esta ensalada con los ingredientes que más te apetezcan.

También puedes hacer la opción de ensalada de garbanzos vegana, sin utilizar ningún producto animal, y a la que puedes añadir alimentos tan ricos como brócoli, aceitunas, tomates, aguacate, espinacas, pepinos, cebolla… ¡En la variedad está el gusto!

Ya sea en verano o en invierno las ensaladas siempre tienen un sitio preferente en la mesa, como acompañante o como plato único en una cena ligera. Descubre en esta sección multitud de formas de hacer una ensalada de garbanzos nutritiva, rica y llena de sabores, y diviértete jugando con los ingredientes y creando nuevas versiones de este maravilloso plato.

Recetas Pollo Especial

Mi ensalada especial

  • 10-20
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato