Sopa de ajo

5 Votos | 0 comentarios

Plato humilde pero extremadamente sabroso, la sopa de ajo le bastan pocos y austeros ingredientes para ser una de las sopas más apreciadas en nuestra gastronomía. De origen leonés, era uno de los desayunos frecuente entre los campesinos españoles. Y no es de extrañar ya que, además de ser muy económico, es el mejor reconstituyente para vencer al frío.

Además, resulta muy fácil de hacer. Solo se tienen que rehogar los ajos y cocerlos junto con el caldo, el pimentón y la sal. Una vez triturada esta mezcla se le añaden los huevos batidos, y se sigue cociendo hasta que la sopa esté ligada. El paso final es agregar el pan con el queso y gratinar la sopa en el horno. ¡Una auténtica delicia!

  • 10-20 min
  • 4
  • Fácil
  • Entrante

Ingredientes

Información nutricional

  • 273 cal.

    Por ración

  • 8.26 %

    Grasas

  • 41.63 %

    Hidratos de carbono

  • 8.11 %

    Proteínas

DALE TU TOQUE PERSONAL...

Cómo hacer Sopa de ajo

  • Paso 1

    Pela y corta los ajos a láminas finas. Rehógalos a fuego lento en una cazuela con el aceite de oliva. Cuando empiecen a tomar color, antes que se doren, mójalos con el caldo de casero de pollo Gallina Blanca. Agrégale el pimentón, condimenta con sal y deja cocer el conjunto durante 10 minutos.

  • Paso 2

    Tritura el caldo.

  • Paso 3

    Bate los huevos y añádeles un poco de caldo caliente para que se atemperen. Viértelos en el caldo y déjalos cocer a fuego muy lento unos instantes para que la sopa se ligue. Retira la cazuela del fuego en cuanto obtengas un caldo ligeramente fluido.

  • Paso 4

    Corta el pan a rebanadas finas. Riégalo con un poco de aceite de oliva, condiméntalo con una pizca de sal y tuéstalo. Sirve la sopa en platos soperos o boles. Dispón el pan sobre el caldo, cúbrelo con el queso y gratínalo en el horno justo antes de servir. ¡Vigila porqué los platos quemarán!

Dependiendo de la zona de España, la sopa de ajo incorpora unos u otros ingredientes. Por ejemplo, en Andalucía se le agrega coliflor o pescado, y en La Rioja pimientos y tomates. También se le puede agregar chorizo, queda estupenda, y si quieres mantener la línea la puedes elaborar baja en sal.

Consejos para cocinar Sopa de ajo

El Truco: cómo freír los ajos

A la hora de freír los ajos vigila que se doren, pero solo ligeramente. Si se doraran en exceso perderían su perfume y amargarían la sopa. Un truco para evitarlo es que cuando tomen un poco de color se añade el caldo para así cortar la cocción.

Contenido recomendado...

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate