Albóndigas de mijo con rúcula

Albóndigas de mijo con rúcula

1 Votos | 0 comentarios

¿Has cocinado alguna vez con mijo? No es uno de los cereales más comunes en nuestra despensa, como si pueden serlo el arroz o el trigo, pero conviene tenerlo en cuenta ya que es muy energético. Su cocción, además, no requiere mucho tiempo, se hierve en unos 20 minutos. 

Al ser un cereal que al cocinarse absorbe toda el agua de la cocción, resulta muy compacto e ideal para darle forma de croquetas o albóndigas. Como en esta sana y exquisita receta. Las bolitas de mijo se forman con la ayuda del huevo y el cebollino, se enharinan y se sofríen para que tengan más sabor. Por otro lado, se acompaña de una ensalada de rúcula que hará que el plato sea refrescante y ligero.

  • 20-40 min
  • 4
  • Fácil
  • Entrante

Ingredientes

DALE TU TOQUE PERSONAL...

Cómo hacer Albóndigas de mijo con rúcula

Cuece el mijo en agua con sal durante 20 minutos. Unos minutos antes de finalizar la cocción, cuando el mijo ha absorbido toda el agua, añade el contenido del paquete de sofrito. Reserva 2 cucharadas para cocinar las albóndigas.
Paso 1
Mientras tanto, lava la rúcula y el cebollino finamente picado.  En un tazón, bate ligeramente el huevo, añade el mijo y el cebollino. Mezcla los ingredientes, sazona con sal y pimienta y forma unas bolitas. Pásalas por la harina de garbanzos y cocina en una sartén con un poco de aceite. Añade 2 cucharadas de sofrito.
Paso 2
  • Paso 1

    Cuece el mijo en agua con sal durante 20 minutos. Unos minutos antes de finalizar la cocción, cuando el mijo ha absorbido toda el agua, añade el contenido del paquete de sofrito. Reserva 2 cucharadas para cocinar las albóndigas.

  • Paso 2

    Mientras tanto, lava la rúcula y el cebollino finamente picado. En un tazón, bate ligeramente el huevo, añade el mijo y el cebollino. Mezcla los ingredientes, sazona con sal y pimienta y forma unas bolitas. Pásalas por la harina de garbanzos y cocina en una sartén con un poco de aceite. Añade 2 cucharadas de sofrito.

  • Paso 3

    Sirve las albóndigas de mijo acompañadas de una ensalada de rúcula aliñada con vinagre balsámico.

Es conveniente comer en nuestro día a día variedad de cereales, más allá del arroz, así nos podremos beneficiar de muchas otras propiedades y darle otro toque a nuestros platos. Por ejemplo, puedes incorporar la avena o la quinoa en deliciosas recetas que te sorprenderán. 

Consejos para cocinar Albóndigas de mijo con rúcula

El Truco: sofreír las albóndigas



La mejor manera de cocinar las albóndigas de mijo es cocinar en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra y dos cucharadas de sofrito. De esta forma, las albóndigas quedarán aún más sabrosas.

Contenido recomendado...

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate