Calabacín y berenjena: mil opciones en tu cocina

Propuestas gastronómicas fáciles y creativas

Calabacín y berenjena: mil opciones en tu cocina

3 Votos | 0 comentarios

Muchas veces nos apetecen alimentos frescos y sanos, por eso, solemos incrementar el consumo de verduras y hortalizas en nuestro menú diario. Uno de los productos más versátiles de la huerta y que mayores placeres culinarios nos proporciona es el calabacín.

El calabacín es una de las hortalizas que goza de mayor popularidad en la cocina mediterránea encontrando numerosas propuestas en la gastronomía española, italiana y griega. Ya sea a la parrilla, en ensalada, crema, tortilla o como acompañamiento, el calabacín es una apuesta segura y muy sabrosa. ¿Sabías que el calabacín procede de la misma familia que la sandía, el melón o la calabaza? Pues sí, son las cucurbitáceas, que se distinguen por ser plantas en las que sus frutos son de un tamaño considerable y con una corteza sólida. En el caso del calabacín, es una hortaliza de gran sabor, que podemos comer tanto cruda como cocida, y que por su alto contenido en agua y fibra es perfecta para ayudarnos a guardar la línea. Además de su versatilidad, una de sus grandes ventajas es su composición, pues su alto contenido en agua lo hace especialmente recomendable para mantenernos hidratados internamente. 

También la berenjena es la gran protagonista en muchos de nuestros hogares a la hora de comer. Su carne jugosa la convierte en una estupenda aliada, tanto como plato principal como acompañamiento. La berenjena es una verdura originaria de la india, por lo que crece en climas secos y cálidos. Este fruto lo encontramos colgando de unas plantas parecidas a las tomateras, y puede alcanzar entre los 5 y 30 centímetros de largo. La podemos encontrar en varias formas, tamaños y variedades. Tienen una piel de color morado brillante, debido al gran contenido de antocianinas que contiene, la carne de color crema con una textura ligeramente amarga y esponjosa. Aunque la tonalidad y la trama pueden variar, ya que existen también berenjenas que mezclan morado con otros colores como el blanco, mientras que otras serán de un color morado tan oscuro que parecerán negras. Este color púrpura exterior contrasta con su interior blanco con pequeñas semillas. En cambio, la forma de la berenjena será más variable entre redonda y ovalada.

Debe tomarse siempre cocinada, nunca cruda. La berenjena es un producto culinario muy apreciado por diferentes culturas. Muchos países tienen una receta tradicional elaborada con berenjena. 

Algunas de las recetas más populares que utilizan estos dos ingredientes, calabacines y berenjenas, son fáciles y sabrosas aparte de ser una buena forma de iniciarse en la cocina. Aquí os dejamos unos cuantos ejemplos para disfrutar cocinando y degustando.

Crema de calabacines

Quizá el uso más extendido para sacarle todo el provecho a esta magnífica hortaliza es, sin duda, la receta de crema de calabacines. Y es que es súper sencilla; si quieres puedes prepararla sin tan siquiera sacarle la piel, así ganará en color y en nutrientes.

Es un plato hidratante, ligero y que tanto se puede tomar frío como caliente. Cuece los ingredientes, tritúralos y ya los podrás servir con unos taquitos de jamón. ¿No se te hace la boca agua?

Crema de calabacines

Calabacines rellenos

Estos calabacines rellenos tienen una pinta espectacular y un toque original, ya que en vez de usar los calabacines típicos hemos optado por los redondos que resultan más vistosos y elegantes para hacerlos rellenos. 

Pero lo mejor de esta receta es, sin duda, el relleno. Lo hemos rellenado con carne picada, cuscús y sofrito. Todo esto, tapado por una fina y crujiente capa de queso Parmesano gratinado. ¿Te animas a prepararlo para tu familia?

Calabacines rellenos

Calabacín con cúrcuma

Ahora bien, si quieres empezar a probar nuevas formas de cocinar con calabacín, ten en cuenta que es también una verdura muy versátil y perfecta para la cocina creativa. Por ejemplo, puedes hacer platos tan originales y exóticos como el calabacín con cúrcuma.

Aromas y sabores que recuerdan al azafrán y al jengibre son los que encontrarás en esta receta. En ella, los calabacines cortados se saltean junto con la cebolla, la cúrcuma y el limón. Un plato que despertará tus sentidos.

Calabacín con cúrcuma milhojas de calabacin al pesto

Milhojas de calabacín al pesto

Seguimos con propuestas de recetas originales y llenas de sabor. Ahora te invitamos a probar este milhojas de calabacín al pesto. Una receta donde predomina el verde y que se cocina al vapor, lo que permite que se conserven todos los nutrientes y vitaminas de esta verdura.

Como podrás comprobar también se pueden cocinar platos sabrosos, sanos y ligeros con calabacín, sin caer en las recetas más socorridas de siempre.

Arroz con gambas y calabacín

Si quieres degustar un plato con calabacín fresco, sabroso y con un toque original esta es la receta adecuada. Con este delicioso arroz con gambas y calabacín conseguirás un plato con sabores del mar y la montaña que seguro que te encanta. ¡Anímate a prepararlo!

Arroz con gambas y calabacín

Pizza de berenjenas

Si en tu familia hay alguna persona que no pueda comer con gluten, aquí te proponemos una receta de berenjenas ideal para celíacos y que deleitará a todos tus comensales. Esta sabrosa pizza de berenjenas es uno de los platos favoritos de madres e hijos: ¡sana y deliciosa! 

Berenjenas gratinadas

En este caso, te proponemos un clásico: berenjenas gratinadas. Sin embargo, en vez de hacerlas con carne picada se les añade atún y sofrito casero. Una vez rellenas ya se pueden gratinar en el horno y degustar. ¡Ves qué fácil!

Berenjenas gratinadas

Berenjenas salteadas

Aunque es muy tradicional comer las berenjenas rellenas de carne, también hay muchas otras formas igual de ricas de hacerlas. Y es que al igual que el calabacín es una verdura muy versátil. Sin complicarnos demasiado podemos hacer recetas como estas berenjenas salteadas. Una propuesta deliciosa, que te quitará muy poco tiempo.

Quiche de berenjenas

Si, como en el calabacín, quieres practicar con las berenjenas recetas algo más creativas y diferentes ¿por qué no cocinas esta quiche de berenjenas? Un entrante ideal para presentar un menú especial y que cautivará a tus invitados por su irresistible sabor.

Berenjenas salteadas Quiche de berenjena

Y todo gracias a que la berenjena se guisa a fuego lento, quedando con una textura muy suave y melosa, que resulta increíblemente agradable al paladar.

Filetes de ternera con calabacín

Aunque estas verduras tienen el suficiente carácter gastronómico para ser las auténticas protagonistas del plato, también son acompañamientos ideales. Una buena muestra son estos filetes de ternera con calabacín. Lo que hace especial a este plato es la salsa con la que se acompaña elaborada con vino blanco, vinagre de manzana, cebolla, aceite de oliva y hierbas aromáticas.

Filetes de ternera con calabacín

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate